Últimas Entradas

Cómo superar la cuesta de septiembre. Hacer el presupuesto es la clave.

Cómo ahorrar en la cuesta de septiembre

Casi todos tememos la llegada de septiembre por el gasto que supone la puesta en marcha de la casa y el curso escolar.

Es el momento de hacer un presupuesto familiar que nos ayude a vivir con realismo y tranquilidad.

Ahorrar es posible y es fácil. La clave está en el control del gasto y en el estudio de los ingresos. Te dejo algunas pautas que sugiero en mi libro el “Manual para organizar tu casa”.

Ya conoces mi visión profesional del trabajo doméstico. Para mí es la clave, por eso saco tiempo cada semana para trabajar todo lo que quiero que sea mi hogar durante esa semana sin perderlo de vista ni un segundo. Así evitaremos sobresaltos y riesgos que podrían poner en peligro nuestra estabilidad familiar. ¿Superamos la cuesta de septiembre juntos?

Cosas que tengo en cuenta:
  • Recogida de datos para presupuestar. Para eso hace falta dedicar tiempo. Te recomiendo una hoja Excel en la que vas poniendo todos los gastos que recuerdes, rellenando cantidades. Abre tus carpetas con todas las facturas del año. Busca y rebusca.
  • Destina un 10% al ahorro.
  • Lleva la contabilidad y archívalo todo. Dedícale tiempo mensual y ponlo en tu calendario. Establece un sistema sencillo: en carpetas por apartados y años o el mismo sistema en digital escaneando documentos.
  • Ten los bancos al día. Comprueba y controla. Sin pereza ni alergia para analizar las cuentas, al contrario, hay que dominarlas. Persevera.
  • No te endeudes.
Ideas para ahorrar en la cuesta de septiembre y siempre:
  1. Pedir siempre los tiques y archivarlos durante un mes. Haz lo mismo con las facturas, pero éstas guárdalas al menos dos años.
  2. Limitar el gasto semanal en alimentación. Tener los menús hechos para comer sano y comprar solo lo necesario.
  3. Almacenar solo lo que se puede consumir en una o dos semanas. Más, te resultará caro, no hay espacio y tendrás que limpiar más.
  4. Comprar alimentos de temporada. Céntrate en la dieta mediterránea y estudia el calendario de frutas y verduras; así comerás más sano, más rico y más barato.
  5. Aprovechar las sobras de comida en 24 horas. No se tira nada. Los niños aprenderán esta importante lección.
  6. Hacer la compra grande cada dos semanas y si puedes online para ahorrar tiempo, gasolina y esfuerzo.
  7. No cometer el error de ir a comprar productos frescos a diario, cuando en la nevera te duran de tres a cuatro días. Optimiza tiempo. Priorizarás mejor.
  8. Comprar en Rebajas y si quieres ser solidario, comunica a tus amigos las gangas que has encontrado para que también se sumen al ahorro. Te lo agradecerán.
  9. Los hermanos hemos heredado toda la vida y los primos también.
  10. Control energético y selección de la franja horaria más económica para el consumo.
  11. Pensar antes de hacer un gasto si está incluido en el presupuesto anual. Si no lo está y es imprescindible, entonces reajusta otras partidas para nivelar.
  12. El supermercado no es un museo; no entres si no lo necesitas; saldrás con algo, seguro.
  13. No comprar por impulso, aunque sea 1 €. El día que no le des importancia a 1 €, estás perdido.
  14. Es mejor comprar comparando precios y calidades.
  15. Selecciona muy bien a tus proveedores. Pregunta y agenda con datos asequible y actualizada.

Puedes añadir y compartir por IG tus sugerencias. Cuesta de septiembre superada.

Empieza el curso escolar con mi “Manual para Organizar tu Casa”. Te aportará soluciones prácticas y sencillas de ahorro. Encontrarás más ideas ¡Ah! y cualquier cosa que necesites ya sabes que me la puedes preguntar. Me encontrarás en info@piaorganiza.es

Este verano tienes una oportunidad para empezar a leer el "Manual para organizar tu casa". En septiembre empezarás la organización y el orden con ventaja.

Te recomiendo que te hagas un plan semanal para organizar tu casa. Mi libro el “Manual para organizar tu casa” será tu guía. En septiembre empezarás la organización y el orden con ventaja.

 

 

Cómo planchar una blusa de viscosa

Haz clic para ver el vídeo.

La viscosa es una fibra algo complicada de mantener. Estos son mis consejos para perderle miedo a la plancha: usa siempre fuertes descargas de vapor a una distancia de unos 10-15 cm y solo comentarte que puedes plancharla tanto del derecho como del revés. Sin problema. Pero si lo haces por el derecho debes evitar “marcar” las costuras.

Espero que te haya aportado alguna idea nueva.

Cómo guardar los accesorios de la playa

¿Quieres saber cómo guardar el bañador, el pareo, el sombrero de paja, los manguitos o las toallas?

Lo primero de todo revisa el estado de cada cosa por si ves que no vale la pena ni limpiar ni guardar.

Si ya lo tienes decidido, entonces vamos allá:

El bañador

Elimina las manchas de bronceador con alcohol. Luego lávalo en un programa de agua fría con detergente de prendas delicadas. Recuerda no poner suavizante. Cuando estén completamente secos, dóblalos, pero no excesivamente y ponlos en bolsas de plástico tipo zip, o en bolsas de tela, para que absorban la humedad. Si puedes, es mejor guardarlos en vertical para evitar arrugas. Antes de hacer esta operación, comprueba que el bañador está en buen estado y que merece la pena guardarlo.

Los pareos

Si son de algodón, hay que lavarlos en agua fría con detergente para prendas de color. Si son pocos, los prefiero lavar a mano, porque casi siempre destinen algo. Si son de fibras sintéticas, entonces se pueden lavar con las toallas en un programa a 30º C. Guárdalos junto a los bañadores.

Las toallas y gorras: Primero quita las manchas de crema con un desengrasante y deja actuar unos minutos. Luego, lava en programa habitual a 30º C con vinagre para favorecer la eliminación de sal y cloro.

Sombrero de paja

Por raro que parezca lo que mejor que me va es aspirarlo y darle con un spray con agua. Luego le paso una microficha limpia y lo dejo secar completamente antes de meterlo en su caja de cartón o de plástico. La cinta interior, que da a la frente y está muy sucia de las cremas, la descoso y la desmancho con jabón de taco y agua tibia. Luego la coso. Si no quieres complicarte mucho, la puedes comprar por 1 €.

Cesta de mimbre

Vacíala completamente y aspira. Comprueba que no hay manchas. Si las hay y son de cremas, desmancha con un desengrasante y aclara. Deja secar. Mete papel para que no se aplaste y guárdala de pie en la estantería donde guardas los bolsas de verano: puedes meter, si te caben, los bañadores, pero nunca las cremas: se podrían abrir y manchar. Son de otra categoría.

Los manguitos y flotadores

Se les pasa una bayeta con agua y vinagre para eliminar restos de sal y cloro. Luego, una bayeta con detergente neutro y se aclara. Si hace falta, se aspira el pitorro, por si hay restos de arena. Se les saca todo el aire y se les pone polvos de talco para evitar la presencia de moho. Se guardan, mejor sin doblar, con el cierre abierto, en una zona seca.

Los espagueti de colores

Si no tienes espacio, deshazte de ellos porque son complicados de almacenar y los venden en cualquier supermercado. La próxima temporada los compras y te evitas un problema.

Las aletas

Dales un buen baño y elimina toda la arena que puedas. Déjalas secar y sigue quitando arena en seco. Haz lo mismo con las gafas, las mochilaslos cubos, palas y rastrillos de los niños. Ata todos los accesorios parecidos y mételos en el cubo con las gafas. A las chanclas dales alcohol si tienen restos de chicle pegado. Aprovecha para frotar bien los bordes con limpiacristales. Guárdalas, con las suelas juntas enganchadas con una goma y en una bolsa de plástico.

Si tienes trastero puedes meter en un taper de plástico transparente todo este material, incluidos los cubos, palas y rastrillos, pero no los bañadores ni las cremas.

Las cremas

Las puedes seguir usando un mes mas, hasta acabarlas, ya que para el ano que viene te habrán caducado. Te ocupan un espacio que no tienes; no te olvides.

Empieza el nuevo curso con mi Manual para Organizar tu Casa.

Cómo planchar pantalón de algodón con raya

Para ver el vídeo haz clic sobre él.

Algunos pantalones de algodón hay que plancharlos. Mi experiencia es que, en general, todos los pantalones es bueno plancharlos primero del revés porque así planchamos la tela primero y al darles la vuelta solo queda hacerles la raya. Yo tengo un sistema muy rápido para planchar las cuatro rayas de una sola vez. Míralo en este vídeo y dime si te convence.

Espero que te haya aportado alguna idea nueva.

Cómo embeber el lino sobrante en servilletas o manteles

Para ver el vídeo haz clic sobre él.

Lo más complicado es evitar que se deformen las servilletas. La parte de las puntas es la que suele “tirar” más y es la que debemos reajustar en húmedo. La plancha no debe estar excesivamente fuerte ya que como hay que pasar bastantes veces por el tejido se te quemaría. Como están casi mojadas se plancha SIN vapor.Para embeber los excesos de tela que se generan en los bordes mira este vídeo. Te ayudará. Es la técnica que funciona.

Espero que te haya aportado alguna idea nueva.

Cómo planchar bordados

Para ver el vídeo haz clic sobre él.

Planchar bordados siempre del revés y con una toalla preferentemente blanca. Temperatura media y pieza bien humedecida. Fíjate muy bien en cómo se ha de mover la plancha y cómo preparar el mantel.

Espero que te haya aportado alguna idea nueva.

Cómo planchar una servilleta deformada

Haz clic para ver el vídeo.

Es bastante frecuente que tengamos las servilletas de algodón deformadas por las puntas con lo cual “tiran” y no podemos cuadrarlas bien al plegarlas. Procura humedecerlas antes de plancharlas y sigue estos sencillísimos pasos, verás el cambio.

Espero que te haya aportado alguna idea nueva.

Cómo planchar una chaqueta de hombre forrada

Para ver el vídeo haz clic sobre él.

Planchar una chaqueta forrada es sencillo pero hay que tener algo de técnica. Controlar con la mano libre el forro y asentar correctamente la pieza en cada momento te liberará. Usa las dos manos, los dedos, la palma…. Si tienes el manguito siempre será mejor. Mira los pasos a dar para que te resulte más fácil.

Espero que te haya aportado alguna idea nueva.

Cómo planchar una chaqueta hilo de hombre, sin forrar

Para ver el vídeo haz clic sobre él.

Planchar una chaqueta de hombre sin forrar –de entretiempo– es muy sencillo pero debes tener tu propio sistema para no eternizarte. La parte más arrugada suele ser la trasera y la zona interior del codo. Dispón de todo lo necesario y no olvides que la percha es especial para chaquetas o Blazers. Sigue los pasos que te indico y verás qué bien llevas tus chaquetas al trabajo.

Espero que te haya aportado alguna idea nueva.

Cómo preparar un botiquín de viaje

Cómo organizar un botiquín de viaje

Así debes preparar tu botiquín de viaje

Da igual si estas vacaciones optas por un viaje de aventura, de relax, gastronómico o cultural. En tu maleta o mochila no puede faltar un botiquín de viaje bien provisto.

Aquí tienes los imprescindibles del botiquín de viaje:

    • Material básico de curas. Rozaduras a causa del calzado o la fricción con la ropa, ampollas y pequeñas heridas deben ser tratadas con formulaciones con clorhexidrina o povidona para desinfectar la zona y evitar infecciones. Este kit de curas debe completarse con gasas estériles, esparadrapo hipoalergénico y apósitos para tapar las heridas y mantenerlas limpias.
    • Suero fisiológico. Resulta útil en las curas para limpiar las heridas y además es un excelente producto para aliviar la irritación ocular y evacuar cuerpos extraños que hayan podido entrar en ellos.
    • Tijeras de punta redonda, guantes y pinzas para manipular el material anterior.
    • Termómetro digital. Para comprobar si hay fiebre.
    • Analgésicos y antiinflamatorios. El paracetamol, el ibuprofeno o la aspirina no pueden faltar en un botiquín de viaje para aliviar procesos dolorosos comunes (cefaleas, molestias en la espalda o el cuello…). Es imprescindible llevarlos en pastillas, aunque las presentaciones en crema suelen ser más prácticas en caso de sufrir un golpe o una torcedura.
    • Antihistamínicos y corticoides suaves en crema, barra o aerosol para mitigar picaduras de insectos o irritaciones cutáneas.
    • Antidiarreicos/laxantes/antiácidos. Los cambios en lo referente a horarios y alimentación pueden pasarnos factura en forma de diarrea, estreñimiento o molestias digestivas que pueden aliviarse fácil y rápidamente con estos medicamentos.
    • Medicación para evitar mareos y náuseas. Los desplazamientos en barco, coche o autobús pueden provocar desagradables mareos que se combaten con fármacos compuestos a base de biodramina que se presentan en forma de jarabe, comprimidos masticables o pastillas convencionales. Estas últimas son las más cómodas y prácticas para el botiquín de viaje.
    • Repelente de insectos. Estos productos evitan las molestas picaduras y las enfermedades transmisibles a causa de estas picaduras. Estas lociones repelentes deben extenderse por todo el cuerpo (incluso en las zonas no expuestas) y renovar su aplicación frecuentemente. Las pulseras y los dispositivos de ultrasonidos no han demostrado tener eficacia contra estas picaduras. Si va a un lugar en el que la malaria es endémica es necesaria, además, medicación específica en pastillas. El tratamiento empieza un día antes de entrar en la zona y se prolonga una semana después de regresar del lugar en cuestión.
    • Protector solar. Incluso aunque el destino no sea de playa, lo más habitual es que en vacaciones se incremente la exposición solar. La crema solar ha de proteger de los rayos ultravioleta A y B y ser resistente al agua, aplicarse frecuentemente y de forma generosa, sin olvidarse de la nariz, las orejas y el cuello. Es conveniente llevar, además, una loción para aliviar las quemaduras solares por si llegasen a producirse.
    • Medicación habitual. Los pacientes crónicos (cardiópatas, diabéticos, asmáticos, alérgicos, hipertensos…) o los que estén en tratamiento en el momento del viaje (anticonceptivos orales, antibióticos…) deben incluir estos fármacos en cantidad suficiente, preferiblemente junto a una copia de la historia clínica y un informe de su médico al respecto.Además de todo esto, hay que tener en cuenta que si se viaja con niños, es necesario incluir las versiones infantiles de los productos mencionados.

Información facilitada por muysaludable.sanitas.es. Artículo escrito por Alejandra Rodríguez, mayo 2019.

Envíame tus comentarios a info@piaorganiza.es

Este verano tienes una oportunidad para empezar a leer el "Manual para organizar tu casa". En septiembre empezarás la organización y el orden con ventaja.

Este verano tienes una oportunidad para empezar a leer el “Manual para organizar tu casa”. En septiembre empezarás la organización y el orden en casa con ventaja.