Últimas Entradas

La Gestión del tiempo. El test.

En la gestión inteligente del tiempo en la organización de la casa la experiencia me dice que el éxito profesional de cualquier trabajo está en relación directa con la motivación y la fuerza de voluntad. Es vital que busques las tuyas y  tengas claro el sentido de lo que haces para poder hacer los ajustes necesarios para gestionar de modo inteligente tu tiempo.

Destacados-01

Gestionar adecuadamente el tiempo ayuda a administrarlo bien de manera que se logra ser más productivo y trabajar con menos stress porque se aclara el panorama y no se acometen todas las tareas a la vez.

  1. Las tareas.
  2. La actitud.
  3. Planificar y programar.
  4. Los hábitos.
  5. El horario.
  6. La concentración y los ladrones del tiempo.
  7. Las metas.
  8. Enfocarnos en un solo punto.

1. Detecta la importancia de cada tarea y prioriza.

En la organización de la casa hay que saber priorizar la importancia de cada tarea y respetar rigurosamente ese ritmo preestablecido ya que nos permitirá aumentar el volumen de trabajo y optimizar el rendimiento obtenido. Es decir, verás que llegas a más o que “vuelas”.Destacados-04

  • Hay que tener claro de qué tareas estamos hablando.
  • Delimitarlas muy bien. Siéntate y escríbelas.
  • Saber hacerlas, es decir conocer las técnicas y el tiempo que lleva hacerlas. Aprende.
  • Tener una planificación y una programación.
  • Tener un método o sistema de trabajo sencillo y práctico. Aprende.

Destacados-02

2. La actitud.

Hay personas que tienen una especial habilidad para planificar y organizar el tiempo pero otras no tanto y no pasa nada porque esto se aprende. Lo que sí me parece importante es la actitud.Destacados-03

*  Por ejemplo: si no sé de manchas y aprendo leyendo o asistiendo a cursos, es muy probable que llegue a convertirme en un experto en desmanchado. Todos acudirán a preguntarte y quizá puedas sacar un provecho de ello. Pues, creo que así debe ser con todo.

3. Diferencias entre planificar y programar:

– Planificar: organizar las tareas o las cosas. Hacer plan.

– Programar: asignar un tiempo y hora concreta para cada cosa. Idear y ordenar las acciones necesarias para realizar un trabajo.

– Los factores: qué, cómo, cuánto y cuándo. Hazte la pregunta cuando estés planificando y programando todos los trabajos de casa.

  1. Saber qué es lo que tengo que hacer: planificación.
  2. Cómo lo tengo que hacer: técnica.
  3. En cuánto tiempo lo he de hacer: el método y la práctica.
  4. Con cuánta frecuencia lo he de hacer: programación.

4. Los hábitos: ¿Sabes organizarteTener hábitos y sistemas de trabajo te hacen eficaz.

La mayor parte de las decisiones que tomamos a diario puede parecernos que se toman sin pensar, pero no es asíSon hábitos. Y aunque cada hábito no tiene mucha importancia en sí mismo, con el tiempo, tienen un profundo impacto en nuestra salud, productividad, seguridad económica y felicidad.

Los hábitos empiezan sin que nos demos cuenta, se instalan convirtiéndose en rutinas inamovibles. A veces surgen de un gesto cotidiano, en ocasiones, se trata de hábitos inducidos. Pequeñas acciones que se convierten en patrones consistentes de conducta. Y esto es fundamental para cualquier tipo de trabajo. No se trata sólo de ser personas activas y productivas sino de tener un sentido personal de satisfacción en el trabajo. Piensa qué hábitos de organización y de trabajo domésticos tienes y si se pueden mejorar.

Por ejemplo a la hora de limpiar una habitación si lo primero retiro el polvo, luego barro y después ordeno… claramente voy mal.

Para empezar a organizar, busca un sitio en casa agradable, con luz, pon orden n él, busca todo lo que te haga feliz y prepara ese rincón desde el cual saldrán las ideas, los calendarios, encargos, pedids, listas, proveedores, etc... topemprendedoras.com

Para empezar a organizar, busca un sitio en casa agradable, con luz, pon orden en él, busca todo lo que te haga feliz y prepara ese rincón desde el cual saldrán las ideas, los calendarios, encargos, pedidos, listas, proveedores, éxitos, etc…
topemprendedoras.com

Quiero insistir en la importancia de tener buenos hábitos. Para gestionar el tiempo que dedicamos a la organización de la casa es práctico analizarnos a nosotros mismos con papel y lápiz y escribir qué hábitos tenemos de organización, de orden y planificación de tareas porque esto nos dará la pauta y la dirección para un cambio. Te dejo este test por si lo quieres hacer.Test-PiaSweetHome

5. El horario: cúmplelo y se te multiplicará el tiempo.

Aunque hablaré de esto en otro post de manera muy práctica, te recomiendo tener un horario que incluya todas las rutinas, tareas y compromisos y desde luego cumplirlo; realmente es lo que nos convertirá en personas eficaces. En la organización de la casa los buenos hábitos garantizan que las cosas salgan bien. Después, podríamos añadir actitudes que facilitan que el trabajo esté bien hecho, como por ejemplo: ser metódico y disciplinado; ser puntual y ordenado o ser flexible ante los imprevistos urgentes e importantes.

6. Concéntrate, no te disperses.

-Hay que estar concentrados con los cinco sentidos en el trabajo evitando los ladrones del tiempo.

* Por ejemplo: Si es necesario puedes tener el móvil en modo llamada pero lejos; es objetivo que tenerlo cerca es una constante tentación y una hora de trabajo intenso se puede echar a perder, seguro.

-No cambies tu decisión por capricho: piensa. Nada es imposible y en todo el proceso hay que ser constante y no cansarnos hasta conseguirlo. Ayuda la disciplina o voluntad determinada de hacer lo que toca en cada momento y no otra cosa. Aprender a decir que NO.

* Por ejemplo: Si estamos haciendo la lista de la compra no interrumpimos para poner una lavadora, se hace antes y mientras funciona se hace la lista. Piensa.

7. Funciona con metas y obtén √√√

El éxito de que te vaya bien en la organización del tiempo en  casa tiene relación directa con que vayas consiguiendo tus metas. Es decir muchos √√√

Por ejemplo: un mes puedo tener la meta de conseguir el orden en los armarios de la ropa; lo incluyo en el plan y en la programación; aprendo a ordenar y lo mantengo. Otro mes puede ser acometer el trastero. Lo hago y lo tacho. √√√

– Funcionar con ‘metas’ nos hace positivos, multiplica las ideas y da energía para alcanzarlas.

– Aquí tienes tus imprescindibles:

Encontrada en junelemon.com

De una forma o de otra necesitas tu mesa de trabajo. Que nadie tenga acceso a tu ‘cueva’, ponle llave o cierra tu habitación… este momento es vital para ti. Tenerlo así de ordenado es ahorrar un mínimo de 10 horas a la semana, ¿lo sabías? Y es más, todos te admirarán y aprenderán a emplear menos tiempo en cosas menos importantes. Foto: junelemon.com

La organización de la casa no es cuestión de magia sino de capacidades e investigación: saber de materiales, de tejidos, de nutrición, uso de herramientas, gusto por el  arte, el diseño y altas dosis de creatividad, tal y como tratamos en PiaSweetHome. Por lo tanto, prepárate y prepara a los tuyos. Cuanto más jóvenes mejor, pero todos sumando.

* Por ejemploSi tu hijo puede manejar un I-pad también puede poner una lavadora o limpiar un cuarto de baño. Te aseguro que es real; haz la prueba.

8. Enfócate en una sola cosa, bien hecha, con visión global y hasta el final.

Interesante enfocarse en un solo punto sin perder la visión de conjunto para adaptarnos rápidamente si hay un imprevisto importante y urgente.

* Por ejemplo: si esta semana toca limpieza de cristales, visión global es que si detecto alguna cortina rota o un enrollable sucio o roto, lo anoto para incluirlo en mi plan, pero no interrumpo para hacerlo en el momento.

– Por otro lado, centrarse y visión global significa lo siguiente:

* Por ejemplo: que si surge algo importante y urgente tengo que parar, pensar y decidir si tengo que dejar eso y gestionar lo que ha surgido dejando en “pendiente para mañana a las 10:00 h” lo que ha quedado pendiente modificando el plan de mañana. Pensar. Actuar. Seguir.

La gestión inteligente del tiempo en la organización de la casa se puede conseguir. Puedes escribirme tus dudas por mail a infoPiaSweetHome@gmail.com y estaré encantada de ayudarte.

Te puede interesar:

Apps: Casi todas gratis y con sincronización de datos para que se puedan ver desde los distintos dispositivos móviles de los integrantes de la casa. Hogarutil, HomeRoutines, Cozi, ChoreMonster, Chorma, Any.do, Dream Home, Historia médica de la familia.

Bibliografía sugerida: Mi Familia, mi mejor empresa. casadellibro.com

Puedes consultar este link: fundacionmteresarodo.org

Alfombras, moquetas y Bicarbonato de Sodio (NaHCO3)

Los materiales que nos encontramos con más frecuencia en las casas de Inglaterra o en las zonas frías y húmedas del norte son: la madera, de la que ya hablamos en otro post anterior (me encantan las casas de madera)  y las moquetas y alfombras. Es cierto que dan a las casas un ambiente más cálido. Pero es importante saber cómo mantenerlas limpias e higiénicas teniendo en cuenta la variedad de materiales de los que están compuestos.

Productos y utensilios:
  • Una buena aspiradora con potencia suficiente y sistema antiácaros.
  • Un buen cepillo de cerdas de plástico.
  • Productos alternativos según la suciedad: vinagre, bicarbonato de sodio, sal, peróxido de sodio, harina de maíz y un buen desengrasante (amoniaco o gel de lavar los platos).
  • Ventilación.
Frecuencia de limpieza: mínimo 3 veces / semana

Según el lugar donde esté instalada, el tránsito y la polución. Normalmente seria bueno pasar la aspiradora al menos, tres veces por semana y si hay alguna mancha eliminarla puntualmente por alguno de los procedimientos citados a continuación, y teniendo en cuenta siempre la composición de la alfombra. Evitar dejar pasar las manchas.

Tipos de alfombras según la composición:

De lana:

Para este tipo de alfombras necesitas usar un cepillo con cerdas más o menos suaves o bien utilizar directamente una aspiradora. Ten en cuenta que no debes sumergirla por lo general en agua porque se estropearía. Si la cepillaras demasiadas veces también podrías acortar su vida rápidamente.

©prodotti

©prodotti

Ten en cuenta de que si optas por cepillar la alfombra aumentas el polvo del ambiente. Procura ventilar y retirar con un paño de microfibra humedecida levemente el polvo de la casa.

Persas:

En el caso de una alfombra persa sería aconsejable llevarla a una tintorería especializada, pero si la quieres limpiar en casa puedes utilizar una aspiradora con la potencia al mínimo. No debes exponerla al sol. Cuando pases la aspiradora ve con cuidado por los bordes de la alfombra para que no se estropeen, son muy delicados.

©dariush

©dariush

También puedes usar harina de maíz y bicarbonato de sodio para limpiarla. Espolvorea la zona y deja actuar durante unas horas antes de pasar la aspiradora.

Ten precaución con la excesiva humedad, pues puede estropear la alfombra haciendo que aparezcan manchas de moho difíciles de eliminar.

Plástico o algodón:

Para alfombras hechas de fibras sintéticas o de algodón –como las que solemos tener en los baños– sí que puedes ponerlas en la lavadora y sin peligro de que se deshilache y dejar que se sequen al sol.

©alibaba.es ©alibaba

Si tienes alfombras de plástico es suficiente con que les pases agua y un producto desengrasante y frotarla con un cepillo o fregona. Luego se deja secar al sol por ambas caras y estará lista.

Otros modos de limpiar todo tipo de alfombras:

¿Por qué tenemos que comprar tantos productos diferentes, cuando prácticamente todos son contaminantes, si con uno solo, como el bicarbonato de sodio, que además es inofensivo y ecológico, es suficiente? Barato e inocuo para el medio ambiente, el bicarbonato de sodio merece ser redescubierto por su eficacia y usos múltiples.
©ecosfera

©ecosfera

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es una bendición para la limpieza de la casa. Sólo debes poner un poco de bicarbonato sobre la alfombra y dejarlo actuar durante unas horas. Pon un poco más en las zonas donde haya manchas. Luego pasa la aspiradora o un cepillo y tu alfombra estará como nueva. Además, gracias a las propiedades del bicarbonato de sodio también desaparecen los malos olores acumulados.

Al vapor

Una vez aspirada, pasas un aparato que genere vapor y que sirva para reblandecer la suciedad y limpiar. Se venden en las tiendas de electrodomésticos y también te sirve para limpiar sofás. Incluso puedes añadir al agua un poco de perfume a base de aceites esenciales como menta o limón. Así tendrás las alfombras limpias y con un agradable olor de frescor y limpieza.

Bicarbonato de sodio y vinagre

El vinagre también es otro de los productos que más utilidades tiene en la limpieza de nuestro hogar. Esta mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre es ideal para las manchas de las alfombras más difíciles. Tienes que mezclar un poco de bicarbonato y vinagre y ponerlo sobre la mancha. Deja que actúe un par de horas y límpialo con un paño de microfibra.

Sal y vinagre

Esta mezcla de sal y vinagre sirve para eliminar las manchas de vino de las alfombras. Tienes que mezclar estos ingredientes hasta formar una pasta que luego debes aplicar sobre la mancha de vino. Deja que repose por lo menos durante media hora y luego limpia con un paño húmedo o con agua con gas.

Peróxido de hidrógeno H2O2 = Agua oxigenada

Agua-OxigenadaUna alternativa para limpiar las alfombras de una manera natural es utilizar peróxido de hidrógeno. Sólo se debe poner directamente sobre la mancha y dejarlo actuar, pasado una media hora se limpia con un paño y se deja secar.

Harina de maíz y bicarbonato de sodio

Mezcla una taza de harina de maíz con media taza de bicarbonato de sodio. Humedece un paño y pon la mezcla de la harina con bicarbonato en el paño, frota toda la alfombra con el paño y deja que se seque durante medio día, luego elimina los residuos con una aspiradora.

la-harina-de-maiz-y-todos-sus-beneficios-01

Un último consejo: Me habéis pedido que os explique cómo eliminar las Manchas de Chicle::

Manchas de Chicle:

Se elimina poniendo un hielo encima del mismo con el fin de endurecerlo rápidamente y luego se elimina el chicle con mucho cuidado hasta quitar todos los restos.

©wikihow

©wikihow

©comolimpiar-wikihow

Orden en el cuarto de baño

Optimizar un cuarto de baño para tener lo necesario, y que esté siempre ordenado, es un reto que se logra con tres ideas y dos hábitos. Y sirve tanto si hay niños como si lo comparten adultos.

La clave del orden en el cuarto de baño está en hacer zonas y tener solo lo necesario.

Desde mi punto de vista como organizadora de espacios, tengo que decir que el principal problema que me encuentro en los cuartos de baño es la acumulación de artículos. Muchos de ellos, como por ejemplo determinados productos de cosmética, ya no las usamos o se utilizan dos veces al año y sin embargo las tenemos en primera línea. El orden en el cuarto de baño es posible y necesario.

Otro problema es que las cosas de uso habitual, en ocasiones, no tienen su sitio fijo y andan por ahí mojadas, sueltas, enredadas, dificultando el uso de lo que sí necesitamos. Por ejemplo, cepillos, brochas, cremas, secador, hilo dental, gomas del pelo, pinzas, cuando no albornoces colgados sobre toallas porque no hay ganchos suficientes, etc. Otra cosa que dificulta la falta de orden es que no tenemos espacio despejado para arreglarnos.

Esto por mencionar dos cosas muy comunes y concretas, que tienen muy fácil solución a la hora de poner orden en el cuarto de baño.

Conclusión: no pensamos, por que si pensásemos resolveríamos el caos que tenemos y tendríamos mejor humor. Encontrar el peine, el gel, el secador o el serum a las 6:00 h, marca la diferencia entre empezar el día con mejor o peor humor; parece mentira, pero es cierto.

Centrándonos en el orden en el cuarto de baño hay que tener tres ideas muy claras; al menos son las que a mí me siguen funcionando:

1ª Asigna cada cuarto de baño a un número de personas.

Esto es esencial y no tiene más dificultad. Respetarlo facilitará el orden en el cuarto de baño porque al menos ese solo deberá tener lo que usan esas personas, sean niños o adultos. La ventaja de los cuartos de baño que usan los niños es que hay muchas cosas que comparten como: dentífricos, cremas, lociones, geles, alfombra de ducha, etc. Y esto simplifica reducir elementos.

Sin embargo en los cuartos de baño que comparten los adultos, es todo lo contrario, ya que cada uno tendrá sus productos, multiplicando también el espacio.

Asigna una zona a cada persona y dale las herramientas.

Lo que significa ser muy realistas con el espacio y con las necesidades de cada uno tratando de simplificar buscando qué cosas podemos compartir y cuales no. Por ejemplo podemos compartir el gel, la alfombra de la ducha, y el secador. A partir de ahí hay que asignar a cada uno una zona y facilitarle las herramientas para guardarlas, por ejemplo: una caja, una zona de un cajón con separadores, una estantería, un cesto, donde dejar sus cosas. Hoy hay muchas posibilidades para tener orden el cuarto de baño, si buscas en internet.

Si no lo tenemos hay que pensar en soluciones, que las hay, por ejemplo utilizando mejor las paredes para poner ganchos para las toallas, o estanterías para dejar las cosas agrupadas de cada uno, que es el primer paso del orden.

Una vez agrupadas o contenidas, pasamos al segundo paso del orden que es la colocación según el criterio de necesidad, por ejemplo, si tengo asignado una zona de un cajón y tengo que meter; la maquinilla de afeitar, la espuma, la loción, el peine, la hidratante de cara, la crema del pelo, la colonia, el hilo dental, etc., yo haría apartados, por ejemplo: afeitado, dental, pelo y así no mezclamos conceptos. Si el espacio es limitado, los productos también o deberán ser de formado pequeño.

Establece unas normas de uso, higiene y orden en el cuarto de baño.

En los cuartos de baño, si hay algo que facilite la higiene es el orden y que se respeten unas normas de uso, por ejemplo: limpiar el lavabo cuando se usa para que no haya restos de dentífrico ni pelos; es muy desagradable, ventilar, apagar la luz, tirar de la cadena y bajar la tapadera del inodoro, recoger el agua y los restos de gel de la ducha con una bayeta, meter la ropa sucia en el cesto y cerrarlo. Son detalles de orden que facilitan el uso y la limpieza.

No conviertas el cuarto de baño en un almacén de productos; no es una tienda.

Después cada uno deberá forjarse en dos hábitos:

Colocar cada cosa de uso personal cada vez en su sitio. Esto es fácil si se tiene el espacio y el sistema porque una vez que se entiende y se hace el esfuerzo, entonces se ve lo positivo que es ya que transmite buenas vibraciones encontrar nuestras cosas donde las dejamos.

Dejar en orden el cuarto de baño y preparado para el siguiente. Bueno eso es pensar en los demás ¿Cómo me gustaría encontrarme de limpio y ordenado el cuarto de baño? Pues así lo dejo para el siguiente. Son pequeños gestos de orden que van creando buenos hábitos que nos ayudarán mucho más allá del mundo “cuarto de baño”.

En esto como en todo a los niños hay que enseñarles y acompañarles con paciencia, pero si tienen las herramientas, es mucho más fácil que aprendan a tener en orden el cuarto de baño.

Espero haberte aportado alguna idea que puedas poner en práctica. Si es así dale a me gusta y comparte. Siempre me ayuda que rellenes la sencilla encuesta y, ya sabes, que puedes enviarme tus comentarios a info@piaorganiza.es

Puedes comprar el “Manual para organizar tu casa” por Amazon o encargándolo en cualquier librería.

Y ahora, ¡a reciclar las sobras de Navidad!

Reciclar las sobras: congelar y variar

Otro año más te ha vuelto a pasar. Por mucho que sepas que sois diez comensales para la cena de Nochebuena y otros diez en la comida de Navidad, al final acabas cocinando para 20 en cada tanda. Ocurre lo mismo en Nochevieja. ¿Y ahora qué? ¿Cómo afrontar esta situación? La palabra clave es reciclar las sobras. Ahorras dinero, esfuerzo y tiempo.

Tienes tres opciones para reciclar las sobras de Navidad: pasarte la semana post-Navidad comiendo los restos, o bien tirar todo a la basura sin contemplaciones (¡MAL!) o quizá ¿reciclar? En el capítulo 8 de mi libro “Manual para Organizar tu Casa” lo digo y te doy razones e ideas que ahora comparto contigo.

Este es el propósito para estas fiestas: no desperdiciar nada y reciclar las sobras de Navidad de modo creativo. Así no acabarás cansado de tanto cordero, tanto pavo y tanto salmón asado.

¿Y sabes lo mejor? Que no tienes que comer las nuevas creaciones durante los siguientes días, muchas las puedes congelar y usar más adelante. Es interesante poder distanciarlas unos días. Ten en cuenta que no solo se trata de reciclar sino de equilibrar la dieta para ir bajando los kilos que, seguro, hemos cogido estos días.

Ideas sencillas para reciclar:

– Si has hecho pescado: Puedes usar las sobras para hacer hojaldre con espárragos verdes o pimientos rellenos o una sabrosa sopa de pescado con el fumet de las gambas que has reservado y congelado.

Fumet de pescado para reciclar sobras de Navidad de pescado

Fumet de pescado para reciclar sobras de Navidad de pescado. Foto chefplus.es

– Si era salmón: también puedes convertirlo en quiche de salmón con puerros y cebolla.

– Si era pavo: puedes hacer unas tostadas con bechamel y queso gratinadas, tortitas de trigo con cebollita o chalota, fajitas rellenas de ensalada y pavo.

– Si era cordero: unas estupendas croquetas que podrás combinar con una ensalada de granada.

Reciclar las sobras de Navidad haciendo unas suculentas y calentitas croquetas con una buena ensalada en plan detox. Foto: Pinterest

Reciclar las sobras de Navidad haciendo unas suculentas y calentitas croquetas con una buena ensalada en plan detox. Foto: Pinterest

– Si era pollo: es muy fácil te propongo una deliciosa lasaña, unas croquetas, un pastel tipo chiché con puerros, una empanada o una riquísima ensalada ‘Cobb’ (tienes la receta en: https://piasweethome.com/?s=ensalada+cob&submit=Buscar).

– Si era cocido: con las sobras de carne y panceta se pueden hacer unas tostas con pan de pueblo gratinado, con la verdura un pudin y con los garbanzos y las patatas un sabrosísimo puré.

– Con las sobras de turrón: un pudin con salsa de caramelo o helado de vainilla. Puedes hacer bizcochos e introducirlo dentro picadito, cup cakes o bien hacer unas natillas y ponerlo en la parte de debajo del recipiente con o sin puré de manzana. Depende de las calorías que quieras consumir. Una opción muy acertada sería: rodajas de naranja y picadito de turrón. También puedes hacer flan y semifrío pero no te lo recomendaría.

– Con los restos de tartas y bollería: una presentación en porciones individuales decoradas con algo de fruta que ayuda a consumir y digerir mejor.

Reciclar sobras de Navidad: Haz suculentos bizcochos

Reciclar sobras de Navidad: Haz suculentos bizcochos con restos de dulces y turrones cortados en pequeños trozos. Puedes acompañarlos con unas sencillas natillas o leche merengada.

– Si es cava: el ‘Coronel’ (restos de cava y helado de limón pasado por la túrmix).

– Si es helado: el ‘Valenciano’ (helado de vainilla, zumo de naranja y chorrito de Cointreau).

Espero que te hayan resultado de utilidad. Comparte este link a tus amistades y te lo agradecerán. Recuerda que puedes congelar bastante y que… en el congelador ¡todo bien etiquetado! Y si quieres quitártelas todas a la vez invita a los amigos a cenar y quedarás como un  rey… te copian seguro. No te olvides, como siempre, de cuidar los detalles. Es casi lo que más cuenta.

Envíanos tus sugerencias a infopiasweethome@gmail.com estaremos encantados de compartirlo

                                                               

Toca recoger la Navidad. Descárgate estas plantillas en Pía Organiza

Feliz año 2019 y cada vez mejor organizados en casa.

Da pena, pero es la realidad. Toca recoger todo lo de Navidad y recogerlo bien.

No creas que se tarda tanto. Si guardaste bien las cajas el día que lo montaste todo, en sus altillos, con sus papeles de periódico dentro para envolver de nuevo las figuras del belén, los detalles, las bolas, el cutter y el celo de embalar… tienes muchísimo ganado. Prepara la aspiradora, una bayeta de microfibra, el limpiacristales, un par de bolsas de basura y cuenta al menos con “un pinche mínimo”. Imprímete estas plantillas, corta los carteles y pégalos con la propia cinta de embalar transparente ancha, sin piedad – por cierto, lo del pegamento de barra es una complicación–, y recuerda:

Todas las cajas deben estar etiquetadas en el mismo costado o por el mismo sitio. Esto facilitará su lectura nada más entrar en el trastero, o al abrir el altillo. Y recuerda poner delante lo que sacarás antes: por ejemplo, la Corona de Adviento.

Igual que planificamos el día que vamos a decorar y poner el Belén, también hay que tener en cuenta el día de la recogida y hacer equipos. Ponemos una música agradable y terminamos ese mismo día. Incluye deshacerte de la basura. Recuerda lo que siempre te aconsejo en mi libro “Manual para Organizar tu Casa”: cierra ciclos, completa acciones. No dejes flecos; así trabajarás con más intensidad y disfrutarás mucho más. Si ves que no puedes, no pasa nada, en cuanto sea posible: prioriza, retoma y termina. Te sentirás estupendamente.

Este es el link a los tres folios de las plantillas.

Cualquier duda o tema que me quieras comentar, ya sabes que puedes hacerlo a través de infopiasweethome@gmail.com y te contesto lo antes posible.

Después de la Navidad, toca ordenar

Se acaba la Navidad y el tedio de recoger y de abrir la nevera nos paraliza, pero hay que volver a poner la casa en orden y establecer prioridades

Publicamos la entrevista que me ha hecho Inmaculada Tapia de la Agencia EFE y publicada el 5 de enero 2019

Madrid (EFE).- La máxima para recoger la casa después de Navidad es: todos a una. Si poner la decoración fue un trabajo en equipo, recoger también. Establecer un orden en el calendario de comidas es vital para no desperdiciar lo que ha sobrado.

Podríamos decir que la resaca de cualquier casa después de navidad se traduce en pequeñas cintas brillantes que se despegan de la original por todas partes, además de restos de comida a los que ya no nos apetece hincarles el diente. Pero llega el momento de poner orden y lo mejor es contar con la colaboración de todos.

Orden en casa después de Navidad

La organizadora profesional de casas, Pía Nieto, recomienda establecer una estrategia “antes y después” de que las fiestas comiencen.

“Tan importante es preparar la Navidad con todo lo que conlleva decorar la casa y el planteamiento de los menús de las comidas y cenas más importantes, como qué hacer después de que termine”, dice la autora de “Manual para organizar tu casa” (Ed.Arcopress).

Recomienda ir estableciendo un calendario para todo. En el apartado de la alimentación hay que tener en cuenta cuándo y qué se compra, preelaborar el menú para después congelarlo o preservarlo en la nevera. Un apartado “tan importante como la decoración de la casa”.

La experta recomienda una distribución del trabajo en la que participen todos los miembros de la familia

“Cuando recogemos la decoración que hemos puesto, aunque nos dé una pereza horrorosa, hay que hacerlo con orden y adaptarnos a la situación con una visión positiva y sencilla”, siendo prácticos y pensando que el año próximo tendremos que redecorar la casa.

La cuestión es no “estresarnos con ello. No tenemos porqué hacerlo según termine la última fiesta. Démonos un poco de tiempo y esperemos la ocasión más conveniente”, aconseja Pía Nieto.

El orden es positivo

La experta recomienda una distribución del trabajo en la que participen todos los miembros de la familia, para que así todo el mundo tenga en cuenta el esfuerzo que supone hacerlo y recuerda que si fue una fiesta sacar todos los adornos, hay que plantear el orden también como una fiesta y un recuerdo de lo divertido que ha sido vivir la Navidad.

Establece “una estrategia de orden que simplifica y que nos ayuda a quitar y poner los adornos cuando llega el momento”.

Establece “una estrategia de orden que simplifica y que nos ayuda a quitar y poner los adornos cuando llega el momento”.

Si bien no hay que precipitar el orden sí hay que dejarlo todo recogido el día que se empieza, según explica Nieto. En el caso de que tengamos trastero, todo queda solucionado y no hay problemas de espacio. “Lo importante es hacer pequeñas comisiones: unos se encargan del belén y otros del árbol. Mi experiencia me dice que lo mejor es recogerlo todo de un tirón, pero con una retirada sin presiones y así se aprovecha para limpiar a fondo. Y aquí no ha pasado nada”.

Las “cajas transparentes son muy útiles. Hay que etiquetarlas en el exterior y que ponga claramente todo lo que hay en el interior”.

Por orden

La tradicional corona de adviento, como es el primer elemento decorativo, con sus cuatro velas, que se saca cuando la navidad está en ciernes, recomienda dejarla a mano, para sacarla la primera, “porque va por delante de la Navidad”.

Telas, arpilleras, la figuritas del belén o el musgo todo hay que guardarlo con sumo cuidado para que esté en perfecto uso para el año siguiente. Las etiquetas de las cajas deben ser bien grandes y claras, “hechas a mano, sin complicarnos mucho”.

Esta experta de orden recomienda que si se ha roto alguna pieza del belén lo mejor es restaurarla sobre la marcha, “no dejarlo para el año próximo. Y los elementos decorativos que no se puedan recuperar se tiran. Es importante tener agilidad para tirar y hacer de la limpieza algo divertido para que la casa vuelva a un rodaje que es el que necesitamos todos”.

Esta experta de orden recomienda que si se ha roto alguna pieza del belén lo mejor es restaurarla sobre la marcha.

¿Qué hacemos con la comida?

Para dar salida a los alimentos que han sobrado lo mejor es elaborar un calendario de menús durante la semana siguiente, “así en una semana habrá desaparecido el consomé o la carne. Lo más adecuado para no cansarnos es transformar, bien con una salsa o en otro alimento, lo sobrante.

“Podemos hacer una pasta con algún tipo de pescado o con huevo; las tradicionales croquetas son un atractivo pero también podemos procesarlo como un sencillo y delicioso pastel de verduras”, indica Nieto.

Nieto concluye que “nada se tira y que tampoco hay que obsesionarse con la limpieza. Algunos detalles básicos son suficientes para recuperar el ritmo del hogar”. El orden nos devuelve a la realidad. EFE

 

Cómo ultimar la mesa de Navidad

Ya estamos en las últimas horas para perfilar los detalles de la decoración de la mesa de Navidad y por si te faltan ideas aquí te paso unas que por su simplicidad pueden ser de utilidad.

Haz un camino con plantitas variadas; puedes poner en la base una cinta que destaque sobre el color del mantel o una tela de arpillera rústica. Enrolla las servilletas, anúdalas con un sencillo cordel y coloca una ramita atravesada, como en la fotografía. Si además tienes un adorno pequeño lo puedes añadir, pero recuerda no sobrecargarlas porque luego ¿Dónde dejamos todo eso?

Un modo sencillísimo de hacer un camino de mesa y decorar la servilleta.

Un modo sencillísimo de hacer un camino de mesa y decorar la servilleta. (Foto: decoora.com)

Fíjate en esta decoración: ramas secas, piñas, uvas de plástico (también las puedes poner frescas bien limpias y secas), unas velas y ramas de canela. Utiliza un trozo de espuma verde para adornos florales, ponla sobre un plato bonito, coloca las velas y cúbrelo con musgo artificial, como en la foto y luego remata con el resto. Puedes distribuir algunas piñas a lo largo de la mesa con más ramas de canela. Facilísimo. Animate.

Si tienes piñas  y ramas estás salvado. (Foto: Lloren Durá)

Si tienes piñas y ramas estás salvado. (Foto: Lloren Durá)

Con estas ideas quedarás estupendamente; es un toque de elegancia.

Detalles para situar a los invitados. (Foto:

Detalles para situar a los invitados. (Foto: fashiondeco.com)

Aquí tienes la idea completa unida a la servilleta. El comensal lo pondrá a su derecha al usar la servilleta y servirá a la decoración.

La servilleta así queda muy bien también.(Foto: lachicadelacasadecaram

La servilleta así queda muy bien también. (Foto: lachicadelacasadecaramelo.com)

Si quieres hacer una mesa distinta esta idea de meter color y elementos variados, que tengas por casa, está muy bien.

Anímate a meter color y rompe moldes.(Foto:decoora.com)

Anímate a meter color y rompe moldes. (Foto:decoora.com)

¡Ah! y lo que no podemos olvidar es la correcta distribución de la mesa según el menú que hayamos elegido. La servilleta puede ir a la derecha, centro o izquierda.

Distribución de la vajilla, cristalería y cubertería en la mesa.

Distribución de la vajilla, cristalería y cubertería en la mesa. (Foto: Airin by your side)

Espero que te haya servido de inspiración en estos últimos momentos.

¡Feliz Navidad!

Cualquier tema del cuidado de la casa, ropa, etc. lo tienes en sus páginas. Cómpralo ahora y recíbelo en unos días.

Cómo ser buen anfitrión en Navidad en 10 pasos

Durante la Navidad, la organización de la familia gira en torno a tres ejes: los menús, la decoración –casa y mesa– y el horario de todos en casa.

Por eso tenerlo todo organizado con cierta antelación hace que cada día se disfrute más y lo hagas con cierto relax.

1. Usa la agenda y marca los días claves:

– Qué días te toca invitar a cenar o comer y cuántos vienen.

– Qué día quieres dedicar un rato al menú que vas a poner. No se trata de hacer las cosas complicadas sino de que todos disfruten con tu mejor plato –unos buenos canelones, por ejemplo o un delicioso consomé fino– y con una mesa muy bien puesta. Cada vez soy más partidaria de dedicar menos tiempo a la cocina y más a que la casa esté agradable, todos duchados, vestidos para la ocasión y con paz. ¡Pruébalo éste año y me cuentas!

– Fija el día de la Gran Compra. Ya vamos un poco justos si aún no la has hecho.

– Y el de las posibles elaboraciones, ensayos incluidos.

– Y otro tipo de días a marcar son:la excursión para coger ramas, piñas, piedras, etc. solos o con los niños; día del montaje del Belén y del árbol; los centros de mesa o los adornos de la casa. Ver si tenemos el material o incluso tiempo para hacerlos, ya que a veces es mejor simplificarnos y comprarlos ya hechos y así los tenemos para varios años.

– Día en el que vamos a empezar a felicitar a los amigos, aunque sea por WhatsApp. Lo digo porque no es lo mismo grabar un vídeo familiar de todos sentados diciéndo algo a los abuelos que mandar felicitaciones escritas.

– Y finalmente, qué día vas a desmontar y qué hace cada cual.

2. Haz una compra navideña básica:

Se trata de poder recibir o visitar a la familia siempre que surja sin tener que ir corriendo a comprar algún “detalle”. Por ejemplo: cavas y algún vino de aguja, jamón serrano o embutidos que siempre gustan, espárragos, un buen queso, aceitunas especiales, frutos secos, alguna lata de ahumado más especial, helado de limón o naranja, polvorones de tu zona o turrón casero … ese tipo de cosas.

3. Pautar el horario en casa para esos 15 días

Haz una cuadrícula básica y ponla en la nevera con: qué días nos toca ir a casa de los abuelos, a la de los tíos, o las salidas en familia a ver Belenes, al cine, al pueblo, al asilo a visitar gente necesitada, etc. de forma que los adolescentes no encuentren excusas para organizarse en “paralelo”. Es muy bueno consensuarlo con todos ya que te darán ideas geniales.

4. Días de más orden en casa.

Por la mañana, después de desayunar, se hacen las habitaciones bien, se ayuda a recoger entre todos la casa y ya está. No dar esta batalla por perdida.

5. Ten la ropa de fiesta de todos a punto.

Revisa la ropa de todos y sepárala para que no la usen o se confundan. Por otro lado, respecto a la ropa de diario en esos días, enséñales a no cambiarse de ropa cada día si no está sucia o sudada, que la dejen doblada a los pies de la cama para el día siguiente y los zapatos también. No consientas que quede todo esparcido por la habitación.

6. Peluquería y uñas permanentes :), como lo oyes

Encontrarte con el pelo y las uñas a tono, anima mucho y si nos pilla el toro al menos eso está resuelto. Añádele una blusa especial blanca y un pantalón básico y ponte unas manoletinas sencillas.

7. Descansar reduciendo esfuerzo.

Cuando tenemos invitados antes de que lleguen es vital haber descansado al menos una hora. Por eso, no te esfuerces tanto en cocinar sino en darle a la casa un aire nuevo: es más rápido.

8. Haz que tu casa huela bien y crea un ambiente especial y relajado.

Pon música entrañable y en el postre sorprende con villancicos; acuérdate de poner un detalle de decoración en las sillas porque a veces es cierto que en la mesa no hay espacio para nada que no sea comida y vajilla; enciende luces indirectas y no te olvides de que haya algo de luz en el pasillo para que los abuelos no se pierdan si han de ir la cuarto de baño o hay que cambiar un pañal, etc. 

 9. Prepara el armario de la entrada y revisa los cuartos de baño.

Si tienes armario en la entrada, perfecto; despéjalo y deja una percha por invitado. El resto ponlo en la habitación de cada uno hasta que se vayan. Si no hay armario, improvisa o pide prestado un perchero extensible.

El cuarto de baño es otro lugar que va a ser utilizado; asegúrate de que está impecable: toallas de manos limpia, papel higiénico, retira los botes, botecitos y miles de cajitas o guárdalos. Cuanto más despejado mejor. Si hay toallas de ducha es mejor doblarlas y guardarlas. Cuando se vayan los invitados, un encargo es devolver cada cosa a su sitio.

 10. Cada noche repasa el día, plantea el siguiente y pasa los cambios a todos.

Asegurarte de que todos reciben la información es fundamental. Yo a veces, en el desayuno, he llegado a poner en el tostador un folio con un mensaje: “Hoy vamos de excursión. Todos con botas. Lloverá”; o en el espejo del baño: “Ei, me dijiste que sacabas al perro, qué ha pasado? Sal de aquí y ten piedad”.

Pues ya está. Queda poco tiempo, no es muy complicado. Si aún no estáis organizados hazlo esta noche. Anota todo lo anterior y en 20 minutos tienes la familia más que lista. Se acercan las vacaciones de los niños y es mejor que estéis bien organizados.

Y regálate y regala en Navidad mi libro: “Manual para Organizar tu Casa

Cualquier tema del cuidado de la casa, ropa, etc. lo tienes en sus páginas. Cómpralo ahora y recíbelo en unos días.

Cómo poner la mesa de Navidad

Hoy vamos a ver cómo poner la mesa de Navidad y qué cosas podemos tener en cuenta para disfrutar poniendo la mesa y preparando ese momento tan especial.

poner bien la mesa de navidad

 

Primero: ¿Qué cosas he de tener en cuenta para que quede perfecta?

longitud-de-la-mesa

 La longitud y número de mesas que voy a necesitar para que todos los comensales estén bien sentados. Se puede optar por poner a los niños en otra parte.

usa-muleton

El muletón, te aconsejo usarlo porque así el mantel resultará más agradable al tacto y, además, tanto la vajilla como la cristalería se asientan mejor. Un consejo: no es elegante ponerlos de plástico. Te recomiendo que uses de algodón. Y no olvides que debe ser de una medida menor al mantel ya que no se deben ver.

mantel-y-servilletas

El mantel y las servilletas: asegúrate de que no haya manchas. Si es un mantel que usas con poca frecuencia es posible que afloren manchas que se eliminaron en su momento pero que meses después pueden haber amarilleado. Revísalo, lávalo si es necesario y plánchalo de nuevo para la fecha.

vajilla-cuberteria-y-cristaleria

La vajilla, cubertería y cristalería. Revisa si tienes fuentes, platos de cristal, cubiertos de servir y si son adecuados para el momento. Además, comprueba que la cristalería no esté opaca o tenga polvo: métela al completo en el lavavajillas en un programa para cristal. Haz lo mismo con los cubiertos y la vajilla (usa programas suaves que salgan secos).

distribucion-comensales

La distribución de los comensales. Depende de la edad de las personas y de las costumbres. Normalmente preside la persona mayor y a su derecha la siguiente en edad. Los anfitriones tienen sitio asignado y el resto se pone de modo aleatorio. El anfitrión no debe atender la mesa. Debe organizar las cosas para que sea otra persona. Comprendo que esto a veces en familia, no es posible pero creo que es interesante saberlo.

accesorios

Los accesorios como las jarras de agua, los cesto del pan, o los pequeños detalles, se pueden usar siempre y cuando hayamos tenido en cuenta el tamaño de la mesa. Ten en cuenta que es preferible no cargar en exceso la mesa porque luego es poco práctica.

mueble-auxiliar

Ten un mueble auxiliar o carro para dejar cosas. Esta pieza es fundamental, ya que os salvará de dar paseos inútiles agilizando el servicio. Si no tienes puedes crearlo para la ocasión: una simple mesa de campo con un muletón y mantel elegante bien planchado es suficiente.

– Y, lo más importante: mantén la cocina despejada para que dejar la vajilla y las fuentes usadas no se convierta en una batalla campal. Un truco es poner un par de folios pegados con celo que aclaren los destinos de las cosas, por ejemplo: “Aquí Sobras”; “Aquí todo postres”; “Aquí Platos sucios”; “Aquí todo Cristalería”; Y no olvides marcar claramente la basura: “Orgánica” o “Inerte”. Son pequeños detalles que orientan a los familiares que no son de la casa a dirigirse con certeza a un punto sin preguntar.

SEGUNDO: Cosas que no podemos olvidar en una mesa bien puesta como anfitriones:

Hay tres puntos que es interesante recordar a la hora de ser anfitrión:

  1. Ambientar
  2. Preparar a los ‘pinches’
  3. Cuidar tu aspecto

1– Ambientar el comedor: unas tiras de bombillas LED con un par de lazos rojos es suficiente; o unos dibujos de tus hijos con algún detalle verde y rojo y una bola en cada plato felicitando a cada uno la Navidad es muy correcto. O poner un papel de seda rojo en alguna pantalla de lámpara, o simplemente preparar la música de fondo con villancicos o algo suave, está muy bien. Sin complicarte pero ambientando.

2– Preparar a “los camareros oficiales” de la casa:

Es una buena ocasión para formar en la atención a los demás: servir los aperitivos correctamente, estar atentos a las bebidas de los mayores; prever quién hará el cambio de los platos insistiendo en que se retiran por la derecha. Creo que cuidar estos detalles en la familia endulzan los momentos y dignifican las celebraciones.

3– La ropa que todos vamos a ponernos para ese día:

Una semana antes, define tu atuendo y el de tus hijos con la idea de revisarlo, por si hay que plancharlo.

¿Quieres saber más trucos para que todo salga aún mejor? Anota lo siguiente:

horario familiaPacta desde el principio el horario de llegada de los invitados. Ten en cuenta que, si hay gente que trabaja, un horario prudente podría ser las 10 de la noche. Si no hay problemas, entonces, que lleguen a las 8 de la noche y así dará tiempo para unos aperitivos, charlar o disfrutar del tiempo de preparación. Si hubiera personas mayores o enfermas, hay que tenerlo en cuenta y en ese caso nos adaptamos todos: los mayores y los enfermos son lo más importante.

 

Los aperitivos puedes tenerlos listos en una mesa auxiliar DIFERENTE a la que usarás para la comida.

– Asegúrate de tener suficientes sillas. Haz una lista y no olvides incluirte a ti mismo. Pide las que te falten o sal a comprar plegables baratas en cuyo caso, por favor, ponles algún detalle navideño: un lazo rojo con restos de elementos decorativos.

sillas para la mesa de Navidad

Hay dos zonas de la casa que deben estar perfectas: El ropero y el cuarto de aseo

El ropero: ¡¡despéjalo!! de forma que quede espacio para los abrigos de los invitados. Es más elegante que dejarlos sobre una cama o un sofá.

El cuarto de aseo recuerda que ese mismo día debes darle un repaso extra. Todos van a pasar por allí en un momento u otro de la velada, y nada invita más a sentirse cómodo que un baño limpio, con papel higiénico de repuesto, la toalla limpia y buen olor.

– Y nada mejor como este consejo:

A primera hora de la tarde descansa algo. Luego con ropa cómoda, termina de preparar la comida colocándola en las bandejas de servir, y pide a tu familia que rematen el orden de la casa. Ten listos los regalos, para llevarlos debajo del árbol justo a la medianoche.

descansa

Ya ves, la organización con tiempo tiene enormes ventajas: Te ayuda a tener las cosas previstas, a trabajar con más orden, sabiendo lo que te toca hacer, optimizando los esfuerzos y consiguiendo mejores resultados.

Procura ser positivo, alegre y vivir a fondo esta fiesta religiosa para unos y familiar para todos. Y… ¡Felices fiestas!

Descárgate ahora nuestras plantillas y adáptalas a tus necesidades. Todas están pensadas para que puedas modificarlas, imprimirlas y tenerlas en una carpeta de anillas para concentrar toda la Gestión del Conocimiento en un único lugar.

Espero que te haya servido y que pienses que en Navidad se pasan momentos inolvidables junto a la mesa que vale la pena cuidar.

Y ya sabes que puedes seguir nuestros consejos en PiaSweetHome.com

 

Cualquier tema del cuidado de la casa, ropa, etc. lo tienes en sus páginas. Cómpralo ahora y recíbelo en unos días.

Una Corona de Adviento sostenible

Hola a todos, desde que saqué esta Corona de Adviento muchas personas me piden que la vuelva a colgar acercándose el siguiente Adviento. Pues aquí la tenéis de nuevo.

Personalmente es la que más me gusta porque el salón queda sobrio y con ese punto de naturaleza que sabéis me encanta. Además, los primeros días tiene un olor especial, a campo. Antes de pasar a la acción sabéis que primero me encanta recordar un poco el porqué de las cosas:

La Corona de Adviento es una tradición pagana europea que consistía en encender velas durante el invierno para representar al fuego del dios sol, para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas. Por tanto, sí, era algo pagano ‘rescatado’ para Dios.

Bueno, pues se trata de un conjunto de ramas verdes sin flores –debido a la austeridad propia del Adviento–, dispuestas o trenzadas en círculo, a las que se suman cuatro cirios ubicados en la periferia y que durante el Adviento, se coloca en las iglesias y en los hogares. Cuenta la tradición que a cada una de esas cuatro velas se le asigna una virtud que hay que mejorar en esa semana dentro del ámbito familiar, por ejemplo:

  • El amor
  • La paz
  • La tolerancia y
  • La fe

Cuatro velas, cuatro semanas

La primera vela se enciende en el primer domingo de Adviento que este año es el 2 de diciembre, y se aprovecha el momento para leer el fragmento del evangelio de este día, rezar unas oraciones e incluso, se pueden cantar villancicos de Adviento. Sucesivamente se encienden las restantes velas, una nueva en cada uno de los siguientes domingos, hasta que en el domingo previo a la Navidad se encienden las cuatro velas de la corona de Adviento. A menudo, se coloca en el centro una quinta vela de color blanco, que se enciende en Nochebuena o en Navidad.

El simbolismo de cada pieza:

  • El círculo es un símbolo del ciclo eterno de las estaciones.
  • Las especies perennifolias, en general, simbolizan la inmortalidad.
  • La luz: en la simbología cristiana la luz significa Cristo, a partir del Evangelio de s. Juan que lo presenta como la «luz del mundo» (Juan 8:12).

Y ahora, a trabajar:

Prepara la mesa con un cartón protector y ten a mano el cepillo y el recogedor: se caerán muchas hojas que conviene ir recogiendo. No te olvides de la bolsa de basura, y de ambientar con buena música. Vamos allá: en la siguiente foto aparecen los materiales.

Para dar el aspecto glacial y navideño a las macetas hay que crear una pátina. Usa los productos que ves en la imagen. Protege el suelo con cartón y mantén abiertas las ventanas para asegurar cierta ventilación.

Para dar el aspecto glacial y navideño a las macetas hay que crear una pátina. Usa los productos que ves en la imagen. Protege el suelo con cartón y mantén abiertas las ventanas para asegurar cierta ventilación. Puedes sustituir estos sprays por otros, sin problema.

Los elementos que se han usado son:

Spray de pintura con textura de piedra; pintura Patina en verde- negro; Pintura esmalte en color marrón oscuro; papel de lija y un pincel o brocha de cerdas de jabalí. (Pinturas acrílicas verdes y marrones oscuros también irían bien)

Cuatro pasos para dar el aspecto envejecido y navideño.

Cuatro pasos para dar el aspecto envejecido y navideño.

Para preparar bien las macetas, sigue estos pasos:
Paso 1:  

Limpia en seco las macetasLíjalas para que agarre bien el tratamiento. Aplica la textura de piedra por toda la superficie y déjala secar. (Sigue las instrucciones del producto)

Paso 2: 

Vuelve a lijar con una lija más gruesa hasta que veas que aparecen los gránulos de material.

Paso 3: 

Sobre un cartón mezcla ambas pinturas: marrón y verde. Con la punta de una brocha seca da unos toques para empezar a aplicar la pintura a varios lugares en la maceta intentando imitar el aspecto de musgo.

Paso 4:

Una vez que la pintura está completamente seca, queda pintar el número a cada maceta con una plantilla o a pulso. Utiliza, por ejemplo, la fuente “Bickham Pro”. Es una fuente gratuita y se puede descargar mediante la búsqueda en la web. Y si no la encuentras, la Garamond. (Truco: usa una pequeña esponja de espuma para aplicar la pintura negra sobre la plantilla.)

Los últimos pasos son añadir las velas y el musgo.

Velas compradas en Ikea, aunque las tienes en cualquier sitio. En el fondo de las macetas suele haber un agujero, tápalo con un trozo de cinta y luego añade arroz o garbanzos en la maceta hasta que veas que la vela quede asegurada y recta. Rellena el resto con pequeños trozos de imitación de musgo, venden en los mercadillos de Navidad en las plazas de toda España. Ten cuidado cuando enciendas las velas porque, si se te ha secado y les cayera fuego, pueden prenderse. Aunque no es lo normal.

Las 4 velas están compradas en IKEA. He comprobado que te duran todo el Adviento y la Navidad.

Las 4 velas están compradas en Ikea. He comprobado que te duran todo el Adviento y la Navidad.

Puedes colocar las macetas sobre una base de madera, de mimbre plana, de alambre o en un plato plano bien decorado con Boj, incluso sobre una bandeja de plata poniendo algo para que no se arañe. El verde hay que ir cambiándolo para que esté fresco, ya sabes que es más bonito que sea natural. Puede ser un encargo de alguno de la casa.

Espero que te haya gustado y que nos mandes a infoPiaSweetHome@gmail.com cómo te han quedado.

Imágenes: aebdesigns

 

Cómo organizar los menús de Navidad: falta 1 mes

Hoy vamos a ver cómo organizar los menús de Navidad y qué cosas tenemos que tener en cuenta para llegar a ese día relajados y positivos.

Cada familia tiene sus tradiciones y tan importante es mantenerlas como renovarlas. Recuerda que hay que hacer las cosas sencillas y fáciles. Y si eres el anfitrión entonces debes planificar bien para poder disfrutar junto a todos tus invitados.

Hoy vamos a centrarnos en la planificación de los menús de Navidad. Y para ello, en primer lugar, conviene resolver la siguiente pregunta: ¿Este año, dónde toca? ¿en casa o en la de los abuelos? Cuando lo sepas empieza la cuenta atrás. Y para ayudarte a estar organizado presta atención a estos puntos:

1-noviembre-piasweethome… porque ese es tu límite. A partir del día 5 los precios empiezan a subir sin control.

node-comensales-piasweethome

Haz un cálculo del nº de personas que vais a ser para poder hacer bien la compra.

cena-o-comida-navidad-piasweethomeporque esto, lógicamente, cambia las cosas, el presupuesto y el resto de la organización.

coordinate-con-la-familia

Coordina el menú con las personas que también van a preparar algo para evitar repeticiones o excesos. Además, quedará más equilibrado. Un grupo de WApp rápido puede salvarte la vida. No te olvides de cerrarlo al acabar de organizar.

puntos-debiles-piasweethome

A la hora de enfrentarte a los menús de Navidad y sobretodo a la cocina, ten claros tus puntos débiles para poderlos sortear sin que se note, por ejemplo:

Si eres flojo en cocina, puedes compensar poniendo una mesa perfecta y ambientando como nadie la casa. Es más aconsejable repetir año tras año el mismo plato que innovar. Quizá puedes buscar la forma de sorprender pidiendo la vajilla a un cuñado que no organice nada, o las fuentes a tu suegra, o un detalle decorativo para la mesa a tu hermana, etc.

Si tu fuerte es la cocina, entonces “da el Do de pecho ahí” y presenta los platos con tu toque personal, todos lo esperan. Pero no dejes todo el peso ahí, debes llegar a tener la casa y la mesa decoradas y para eso elige a alguien de la familia que pueda hacerlo bien.

Y finalmente, Si no eres muy organizado: es mejor tener una reunión y que todos tengan algún encargo: quién decora la mesa, quién pone el Árbol, quién el Nacimiento, quién cocina y quién hará de pinche. Esto puede salvarte la Navidad.

escribelo-todo-piasweethome

Y llega el momento de ponerse a diseñar el menú: tanto si repites menú de Navidad como si quieres innovar: escríbelo todo, postres, vinos, guarniciones, bebidas y aperitivos. Así valorarás si es excesivo o equilibrado. Tu decides. Mi experiencia es que elijas el menú de Navidad que más te beneficie a ti –la Navidad no es buen momento para innovar–.

Un pequeño truco es hacer parte de la cena a base de platos fríos que se puedan preparar con anterioridad, o incluso congelar, de forma que no tengas más que ponerla en la mesa añadiéndole un toque especial o una salsa. Mi consejo es que, en general, prepares y congeles, y que adelantes al máximo. Por cierto, si eres bueno en cocina y quisieras innovar debes hacer un par de pruebas con más tiempo y darlo a probar.

Y recuerda que es bueno que los niños coman de todo, no te vuelvas loco cambiando menús. Enseñar a comer cosas nuevas forma parte de su aprendizaje. No hagas niños caprichosos.

la-compra-de-navidad-piasweethome

Compra con tiempo –antes del 5 de noviembre– y con lista en mano y trata de respetarla.

cocina-y-congela-piasweethome

eso, cocina y congela o simplemente pre-cocina y congela. El truco es adelantar.

piensa-el-vino

No tienes que ser un experto, simplemente ser buen anfitrión. En nuestro país ésta es una buena señal de saber estar en los detalles. Infórmate y aprende. Verás que es un placer. Además, hoy día puedes ir a cualquier tienda y dejarte orientar por algún somelier que lo hará encantado.

Y por último, tres trucos para hacerlo mejor que el año pasado:

pinche-entusiasta-piasweethome

Tener un “pinche” entusiasta que te acompañe todo el tiempo. No importa la edad. Que vaya recogiendo y fregando a la vez que cocinas. Trabajar en un lugar despejado ayuda a mantener la cabeza en su sitio, a trabajar mejor y a estar de buen humor. Todo suma. Y te aseguro que el pinche repite.

espacio-en-el-congelador-piasweethome

Si alguien de la familia tiene un congelador mejor que el tuyo, y no lo va a usar es el momento de pedir ayuda.

rotulador-permanente-piasweethome

para evitar que algún despistado descongele lo que no debe. Para lo cual a veces compensa remarcar con una frase del estilo: “No tocar, cena-Navidad.”

Ya ves que no es tan difícil. No son fechas para complicarse, son fechas para estar cerca de la gente y transmitir serenidad. No te pidas más de lo que puedes dar y, recuerda, excédete en lo que dominas y simplifícate en lo que se te de peor. Se inteligente. Y no te olvides de dos detalles:

  • Reutiliza las sobras, no se tira nada. Tienes ideas en el post en el blog sobre la reutilización de las sobras. Míratelo.
  • Piensa en una familia que necesite ayuda y si puedes, sorpréndeles con un menú de Navidad.

¡Felices fiestas! Procura llegar a tiempo a todo, estar organizado y vivir a fondo esta fiesta religiosa para muchos y familiar para todos.

Descárgate ahora nuestras plantillas y adáptalas a tus necesidades. Todas están pensadas para que puedas modificarlas, imprimirlas y tenerlas en una carpeta de anillas para concentrar toda la Gestión del Conocimiento en un único lugar.

Espero que te haya servido y que pienses que la Navidad debe ser una época familiar en la que lo más importante es pasar más tiempo en familia. Y ya sabes que puedes seguir nuestros consejos en piasweethome.com y en YouTube.

Aquí tienes las plantillas. Descárgatelas ahora:

He pensado en poner este formulario para que podáis enviarme vuestros mails y así ver si las plantillas que se van solicitando y qué mejorar de ellas. Los que lo veáis bien me ayudaréis enormemente. Aquellos que prefieran no hacerlo respeto igualmente esa privacidad y lo entiendo. Gracias a todos y espero sean una ayuda.

Mándame tu opinión a infopiasweethome@gmail.com

El Christmas cake de Pía

Un clásico para hacer este fin de semana: mi delicioso cake de Navidad que nunca falla y que a todos encanta para desayunar.

Un regalo home made, típico de estas fechas son los cakes de Navidad o bizcochos hechos a base de mantequilla. Me especialicé hace unos años porque en el lugar en el que trabajaba gustó mucho el primero y después vinieron muchos más. Poco a poco fui mejorando e incluso me permití un guiño: innovar en esta típica receta Brit.

Como estamos muy cerca de Navidad te voy a contar algo de mis secretos. Tengo que decirte que la gente los espera con ilusión y para mí eso es lo más importante. Para hacer uno de estos suculentos cakes de Navidad:

Necesitamos:

El peso de los huevos en: mantequilla, harina, azúcar. Una cucharadita de levadura en polvo, o de bicarbonato sódico y una copita de coñac (25 gr).

Optativo: frutas escarchadas, nueces, pasas, ciruelas, botoncitos de chocolate, restos de turrón … lo que quieras. Incluso de sabor a café, vainilla, naranja…

Proceso:

  1. Velocidad máxima de batidora: Batir la mantequilla (a temperatura ambiente) + azúcar hasta conseguir que quede de color blanco blanco y espumoso.
  1. Velocidad moderada de batidora: Añadir uno a uno los huevos. Incorporar los 25 gr de coñac al final.
  1. Bajando la velocidad al mínimo: Mezclar muy bien la harina+ 25 gr más de harina por la copita de coñac, la levadura y el bicarbonato e incorporar, a la mezcla anterior.

    Es el momento de poner las frutas escarchadas cortadas (Bronoise o cuadrados pequeños) o lo que queramos. Enharinar las frutas y en un colador darle unos golpecitos para eliminar los restos de harina sobrantes. Añadirlos a la masa.

  1. Introducir en un molde alargado previamente engrasado y enharinado (sacudir la harina sobrante).
  2. Espolvorear de azúcar a lo largo haciendo un camino para que al cocer se abra y suba.
  3. Horno fuerte (200ºC) los 10 primeros minutos y luego reducir a 180ºC. En total entre 50 y 60 minutos. Pinchar para comprobar que la aguja sale limpia, pero no abrir el horno hasta que hayan pasado 45 minutos para que no se baje.
  4. Sacar del horno. Dejar enfriar. Desmoldar sobre una rejilla para que no sude.

IMG_2295

Foodcake-PiaSweetHome-Tefalcom-jpg

Consejos:

  • Los cakes están mejor si una vez hechos se congelan. Pueden durar hasta 1 mes congelados.
  • No abrir nunca el horno antes de los 45 minutos porque al introducir aire la masa se bajaría de golpe.
  • Los puedes decorar con azúcar glas o un baño de chocolate o glaseado de naranja.
  • Servir en fuente alargada o redonda. Para meriendas o desayunos se suele presentar cortado. Suelen ir acompañados de una salsa inglesa (natillas) o mermelada.

Cakes con sabor a:

  • Nescafé: Diluir 10 gr de nescafé en polvo en la copita de coñac.
  • Vainilla: Añadir la puntita de una cucharita de moka en el coñac.
  • Naranja (sustituir el coñac por Cointreau o añadir al coñac esencia de naranja o de mandarina. Se puede poner también licor de mandarina).
  • Como ves hay infinitas posibilidades. Lo importante es dominar la técnica.
  • Una precisión importante de PsH

En Gran Bretaña el cake es un pastel que se toma normalmente en el five o’clock afternoon tea. La base es el cake y suele llevar frutas maceradas en whisky, reposadas durante mucho tiempo. En las tiendas se venden enlatados para su mejor conservación. Los podrás encontrar en Fortum and Mason o en el Savoy en Londres. Lleva una cobertura de chocolate, merengue o incluso mazapán. Este sería el caso del Cristmas cake que se tomaría con sándwiches, mermeladas, crema y minipastelitos. Pero esto lo dejaremos para otro post.

Links de interés: Paul-Hollywoods-Christmas-cake

Esta Navidad, regala el Manual para organizar tu casa

Sitios donde puedes comprar: 21,00 € Amazon,  FNAC,  La Casa del Libro,  El Corte Inglés,  Troa. Y, por supuesto, directamente en mi web: PiaOrganiza.es

Aprenderás los fundamentos lógicos del orden en casa y sistemas de organización familiar que ya están funcionando. Cómpralo ahora.

 

 

Cómo limpiar los muebles de ratán

Limpiar muebles de ratán es sencillísimo.

A todos nos encanta tener el mobiliario de jardín en buenas condiciones. Los hay de muy diversos materiales, pero hoy nos vamos a detener en el ratán.

Tipos de ratán: el natural y el sintético.

El ratán natural se obtiene de plantas trepadoras tropicales, del tipo de la palma. Es muy ligera y flexible, pero tiene en su contra que es muy sensible a los fenómenos climáticos. La mejor versión del ratán natural es el ratán sintético de PE (polietileno) que ha logrado una imitación bastante buena y con una limpieza muy fácil.

Antes de limpiar los sillones de ratán:

  1. Comprueba si los cojines y almohadones están limpios.
  2. Que las cremalleras y cierres estén en buen estado.
  3. Retirarlos a un lugar cercano y limpio para limpiar con comodidad. 
  4. Quitarles el polvo con un plumero o bayeta de microfibra lo primero, sean de ratán natural o sintético.

Limpiar muebles de ratán natural:

Los fabricantes de mobiliario de ratán natural suelen recomendar hacer la limpieza semanal con una bayeta en seco.

Foto: themasie.com

Dátenle de Natán natural. Rejilla. Son difíciles de restaurar. Foto: themasie.com

  • Usa la aspiradora con boquilla para acceder a los sitios más difíciles. Sin embargo, cada tres meses, si están al aire libre todo el año, es conveniente limpiarlos con agua caliente, detergente neutro y un chorrito de vinagre. Luego hay que aclarar y secar. También aconsejan no darles abundante agua para que no se deterioren.
  • Para nutrirlos, cada cierto tiempo, se aplica aceite de lino y luego se frota para eliminar restos.
  • Si los guardas en invierno, cúbrelos para protegerlos del polvo y la suciedad. Pueden servir unas fundas transpirables de plástico adaptadas.
  • Recuerda lavar las fundas de los acojines y almohadones en un programa corto a 30 °C y guárdalas aparte para que no se humedezcan y manchen de moho. Estos cuidados te ayudarán a trabajar menos y a prolongar la vida del mobiliario.

Limpiar muebles de ratán sintético:

Fundamentalmente lo que hay que hacer es eliminar el polvo, arena, tierra, etc. con una bayeta y agua o bien, con manguera a presión para limpiar bien el entrelazado. Si hay alguna mancha de la mascota o de grasa, aplicaremos antes una esponja con detergente neutro y aclararemos. En principio, es bueno contar con un par de horas de sol para que se sequen.

  • En el caso de sillas, para evitar acumulación de agua, si hemos limpiado con manguera, conviene inclinarlas contra una mesa.
  • Si los guardas en invierno, aunque soportan el sol, el frío y la humedad, te recomiendo cubrirlos para protegerlos de la suciedad.
  • Recuerda lavar las fundas de los acojines y almohadones en un programa corto a 30 °C y guárdalas aparte para que no se humedezcan y manchen de moho.
  • Si los tienes todo el año en el exterior solo debes estar pendiente de su limpieza y tener los mismos cuidados con los cojines y almohadones que hemos mencionado arriba.

Mientras se seca:

Se puede aprovechar para limpiar otras zonas o partes de la terraza que no levanten polvo. 

Después de limpiar:

Y una vez seco el mobiliario, se colocan los cojines y almohadones. Revisa que las patas –si son de hierro– estén bien secas para que no dejen manchas en el suelo.

Espero que te haya ayudado y que me hagas llegar tus comentarios a info@piaorganiza.es o a instagram @piaorganiza.

Cualquier tema del cuidado de la casa, ropa, etc. lo tienes en sus páginas. Cómpralo ahora. y recíbelo en unos días.

¿Cómo hacer una cama en litera?

¿Cómo hacer una cama en litera?

 

¿Quién no tiene literas en casa si tienes varios hijos y poco espacio?

Cuando éramos pequeñas en nuestro apartamento de la playa teníamos en la misma habitación 2 literas de tres pisos. Ahí nos entrenamos de lo lindo y aprendimos a mantenerlas despejadas y en orden. El caballo de batallas es hacer esas dos camas.

Pero, ¿cuál es el gran handicap de toda litera? Hacer la cama, más la de arriba que la de abajo.

Tres consejos básicos:

Lo mejor es hacerla entre dos, uno a los pies y otro en la cabecera.

Primero las de arriba y luego las de abajo. La cama nido es la última.

Reduce las capas que pones sobre la cama. 

Recuerda que las revistas nos proponen unas habitaciones ideales, pero nada prácticas en la realidad. Reducir el esfuerzo hace que a los niños no les resulte tediosa esa responsabilidad. Y, sobretodo, hace que tú no tengas que pasar por sus habitaciones “recolocando” uno a uno esos cojines, esos peluches, etc.

¿Dónde crees que irán todos esos cojines por la noche? Exacto, al suelo. Y, ¿quién crees que los pondrá así por las mañanas? Exacto, tu. Y digo yo: ¿porqué nos empeñamos hacer estos esfuerzos añadidos? Exacto: porque nos complicamos. Se pueden tener habitaciones ideales sin tantos objetos. Al menos, mientras aprenden a ser ordenados. Foto: madresylistas.com

Orden para hacer las camas de literas:

  1. Prepárate el terreno, es decir, quita la escalera y la barandilla, si es móvil y separa la litera de la pared, un poco.
  2. Para deslizar las literas con facilidad: pon fieltros de cierto grosor ( mejor 1 cm) en las patas.
  3. Quitar la almohada, cojines, peluches, ¡todo!; busca un sitio para dejarlo que no sea en el suelo; recuerda lo que digo en el Manual para organizar tu casa: no se deja nada en el suelo que no tenga patas o ruedas.
  4. Para hacer las camas de arriba, si la haces solo, usa un taburete o escalera para estar a la altura correcta. De esta manera no solo la harás mejor, sino que te casarás menos. Pon la funda nórdica desde los pies, bien centrada y remete. Coloca la almohada antes de poner la barandilla. ¡Listo!
  5. Para hacer las camas de abajo, saca un poco el colchón y verás que es más fácil colocar la ajustable en la parte de dentro. Luego pon la funda nórdica o sábana encimera y remete. Vuelve a poner centrado el colchón. Pon la almohada. Luego, la escalera. Corre la litera a la pared. Ya está.

En verano: una ajustable es suficiente.

En varano, para facilitar las cosas, péneles solo la sábana bajera, sin encimera, sin colchas. Solo bajera y almohada.

  1. Usa un buen protector de colchón, para proteger del sudor tu colchón.
  2. Pon solo la bajera: los niños no se arroparán y les resultará muchísimo más sencillo hacer la cama, sólo estirarán la sábana.
  3. Si hace algo de frío puedes usar la sábana encimera o la funda nórdica sin relleno de edredón. En esos casos, no te molestes en remeter las sábanas, a no ser que, en la zona de la barandilla, no tengas más remedio.
  4. Para poder limpiar mejor, remete las sábanas en la cama de abajo.

En invierno: la funda nórdica a la litera.

Que remetan solo la parte de los pies, pongan bien la almohada y el ocupante de la de arriba empiece el primero. Si ellos no son capaces de colocar “sus” cosas sobre “sus” camas, ¡quítalas todas!.

Edredones pequeños, que no se tengan que rematar y bajeras ajustables perfectas, tensas, que casi no tengan que hacer esfuerzo. Hay que medir muy bien antes de salir a comprar. Foto: mobikids.es

Espero que te haya sido de utilidad y que me hagas llegar tus sugerencias a través de info@piaorganiza.es o de Instagram.

Cualquier tema del cuidado de la casa, ropa, etc. lo tienes en sus páginas. Cómpralo ahora. y recíbelo en unos días.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo lavar el bañador?

Es muy interesante saber cómo cuidar el bañador para que esté en perfectas condiciones cada vez que lo usemos. Aunque parezcan prendas muy resistentes, que podrían llegar a durar toda una vida, son bastante delicadas. Por eso la elección de un buen bañador es ya una ventaja.

Después de comprar: ¡al baño de vinagre!

Antes de usarlo por primera vez: ponerlo en remojo con un poco de vinagre o agua con sal para que se fijen los colores y duren más tiempo, además de por higiene.

Las cremas:

En la playa, la piscina o el campo: hay que tener cuidado al aplicar cremas para evitar dejar manchas en los bordes.  Algunas de estas cremas o sprays llevan colorantes que ensucian el bañador y son muy difíciles de eliminar. Si te ocurre en un bañador usa alcohol y si es en una toalla o visera, aplica vinagre y luego lava de modo normal.

 ¿Dónde nos sentamos?

O con qué nos rozamos: si lo hacemos sobre superficies ásperas se arañará; en el césped se podría teñir de verde por la humedad (y no se quitará fácilmente). Para cualquier consulta de mancha puedes acudir a el “Manual para organizar tu casa”.

Lavar y cuidar el bañador

Siempre es mejor utilizar las escaleras de la piscina. Foto: ArchiExpo

Si nos sentamos en la orilla del mar durante mucho rato la arena se introducirá en el tejido del bañador y dejará una mancha muy desagradable que, además perjudicará la tela.

También hay que evitar entrar y salir de la piscina por el bordillo, ya que el roce con la piedra daña los tejidos del bañador. Mejor entrar y salir por la escalera.

La clave: lavarlos después de cada uso.

Lo primero que hay que hacer nada más llegar de la playa o la piscina es lavar el bañador. Un paso sencillo de hacer. No te lo saltes.

La mejor forma de cuidar y lavar el bañador:

Con un jabón líquido para ropa delicada y con agua fría, que elimina el cloro y la sal.

Desaconsejo:

  1. El agua muy caliente que daña el tejido, lo encoge y destiñe.
  2. El detergente en polvo es más agresivo y endurece la tela.
  3. El suavizante hace que las fibras y elásticos den de sí.
  4. Evita la lavadora porque la tela se desgasta y pierde color.
  5. Dejarlo en remojo, por norma general, no es una buena opción a no ser que contengan mucha arena.

NO al agua caliente; Detergente en polvo; Suavizantes; Remojo prolongado; Lavadora o secadora.

NO al agua caliente; Detergente en polvo; Suavizantes; Remojo prolongado; Lavadora o secadora.

Precauciones para el cuidado y lavado del bañador:

  1. Escurrir: con cuidado para no deformarlo.
  2. Si la prenda tiene bordados, abalorios, pedrería u otros elementos delicados es mejor lavarlos introducidos en una bolsa de malla con cremallera evitando que se enganche el tejido.
  3. Secado: La mejor forma de secar la ropa de baño es al aire libre, sobre una superficie lisa para que no se deforme y a la sombra para que no se aclare. El sol es una de los elementos que más deterioran el tejido de los bañadores aunque, si no queda más remedio que tenderlos al sol, es recomendable ponerlos del revés para que los rayos solares no incidan directamente sobre la parte visible. Nada de secadora ni una excesiva exposición al sol porque el calor destruye las fibras elásticas.
  4. No se plancha, tampoco los de tela de hombre.

Forma de guardarlos a diario:

Completamente secos. No se debe guardar un bañador mojado porque la humedad facilita la proliferación de hongos. Dóblalos, pero no los enrolles. Durarán más.

Almacenamiento al final de la temporada:

Antes de guardar los bañadores, hay que lavarlos en un programa para prendas delicadas,  sin suavizante, y dejándolas secar perfectamente. Cuando estén totalmente secas, las guardamos en una bolsa de cierre hermético o de tela suave en un cajón o en una caja (lo bueno es que esté forrada con papel para proteger las prendas de la humedad) y procurando que no quede demasiado presionado con otras prendas. No los guardes con las cestas de mimbre, las chanclas, gafas de buzo, toallas de playa y el resto de ‘aperos’ playeros. Recuerda que la ropa, como todo, hay que mimarla.

Cuidar el bañador

Al final del verano, si los cuidas y guardas bien, los tendrás casi como nuevos para la siguiente temporada. Foto: Tucana Kids

Espero que te haya servido y me hagas llegar tu opinión a info@piaorganiza.es