Últimas Entradas

Cómo limpiar los muebles de ratán

Limpiar muebles de ratán es sencillísimo.

A todos nos encanta tener el mobiliario de jardín en buenas condiciones. Los hay de muy diversos materiales, pero hoy nos vamos a detener en el ratán.

Tipos de ratán: el natural y el sintético.

El ratán natural se obtiene de plantas trepadoras tropicales, del tipo de la palma. Es muy ligera y flexible, pero tiene en su contra que es muy sensible a los fenómenos climáticos. La mejor versión del ratán natural es el ratán sintético de PE (polietileno) que ha logrado una imitación bastante buena y con una limpieza muy fácil.

Antes de limpiar los sillones de ratán:

  1. Comprueba si los cojines y almohadones están limpios.
  2. Que las cremalleras y cierres estén en buen estado.
  3. Retirarlos a un lugar cercano y limpio para limpiar con comodidad. 
  4. Quitarles el polvo con un plumero o bayeta de microfibra lo primero, sean de ratán natural o sintético.

Limpiar muebles de ratán natural:

Los fabricantes de mobiliario de ratán natural suelen recomendar hacer la limpieza semanal con una bayeta en seco.

Foto: themasie.com

Dátenle de Natán natural. Rejilla. Son difíciles de restaurar. Foto: themasie.com

  • Usa la aspiradora con boquilla para acceder a los sitios más difíciles. Sin embargo, cada tres meses, si están al aire libre todo el año, es conveniente limpiarlos con agua caliente, detergente neutro y un chorrito de vinagre. Luego hay que aclarar y secar. También aconsejan no darles abundante agua para que no se deterioren.
  • Para nutrirlos, cada cierto tiempo, se aplica aceite de lino y luego se frota para eliminar restos.
  • Si los guardas en invierno, cúbrelos para protegerlos del polvo y la suciedad. Pueden servir unas fundas transpirables de plástico adaptadas.
  • Recuerda lavar las fundas de los acojines y almohadones en un programa corto a 30 °C y guárdalas aparte para que no se humedezcan y manchen de moho. Estos cuidados te ayudarán a trabajar menos y a prolongar la vida del mobiliario.

Limpiar muebles de ratán sintético:

Fundamentalmente lo que hay que hacer es eliminar el polvo, arena, tierra, etc. con una bayeta y agua o bien, con manguera a presión para limpiar bien el entrelazado. Si hay alguna mancha de la mascota o de grasa, aplicaremos antes una esponja con detergente neutro y aclararemos. En principio, es bueno contar con un par de horas de sol para que se sequen.

  • En el caso de sillas, para evitar acumulación de agua, si hemos limpiado con manguera, conviene inclinarlas contra una mesa.
  • Si los guardas en invierno, aunque soportan el sol, el frío y la humedad, te recomiendo cubrirlos para protegerlos de la suciedad.
  • Recuerda lavar las fundas de los acojines y almohadones en un programa corto a 30 °C y guárdalas aparte para que no se humedezcan y manchen de moho.
  • Si los tienes todo el año en el exterior solo debes estar pendiente de su limpieza y tener los mismos cuidados con los cojines y almohadones que hemos mencionado arriba.

Mientras se seca:

Se puede aprovechar para limpiar otras zonas o partes de la terraza que no levanten polvo. 

Después de limpiar:

Y una vez seco el mobiliario, se colocan los cojines y almohadones. Revisa que las patas –si son de hierro– estén bien secas para que no dejen manchas en el suelo.

Espero que te haya ayudado y que me hagas llegar tus comentarios a info@piaorganiza.es o a instagram @piaorganiza.

Cualquier tema del cuidado de la casa, ropa, etc. lo tienes en sus páginas. Cómpralo ahora. y recíbelo en unos días.

¿Cómo hacer una cama en litera?

¿Cómo hacer una cama en litera?

 

¿Quién no tiene literas en casa si tienes varios hijos y poco espacio?

Cuando éramos pequeñas en nuestro apartamento de la playa teníamos en la misma habitación 2 literas de tres pisos. Ahí nos entrenamos de lo lindo y aprendimos a mantenerlas despejadas y en orden. El caballo de batallas es hacer esas dos camas.

Pero, ¿cuál es el gran handicap de toda litera? Hacer la cama, más la de arriba que la de abajo.

Tres consejos básicos:

Lo mejor es hacerla entre dos, uno a los pies y otro en la cabecera.

Primero las de arriba y luego las de abajo. La cama nido es la última.

Reduce las capas que pones sobre la cama. 

Recuerda que las revistas nos proponen unas habitaciones ideales, pero nada prácticas en la realidad. Reducir el esfuerzo hace que a los niños no les resulte tediosa esa responsabilidad. Y, sobretodo, hace que tú no tengas que pasar por sus habitaciones “recolocando” uno a uno esos cojines, esos peluches, etc.

¿Dónde crees que irán todos esos cojines por la noche? Exacto, al suelo. Y, ¿quién crees que los pondrá así por las mañanas? Exacto, tu. Y digo yo: ¿porqué nos empeñamos hacer estos esfuerzos añadidos? Exacto: porque nos complicamos. Se pueden tener habitaciones ideales sin tantos objetos. Al menos, mientras aprenden a ser ordenados. Foto: madresylistas.com

Orden para hacer las camas de literas:

  1. Prepárate el terreno, es decir, quita la escalera y la barandilla, si es móvil y separa la litera de la pared, un poco.
  2. Para deslizar las literas con facilidad: pon fieltros de cierto grosor ( mejor 1 cm) en las patas.
  3. Quitar la almohada, cojines, peluches, ¡todo!; busca un sitio para dejarlo que no sea en el suelo; recuerda lo que digo en el Manual para organizar tu casa: no se deja nada en el suelo que no tenga patas o ruedas.
  4. Para hacer las camas de arriba, si la haces solo, usa un taburete o escalera para estar a la altura correcta. De esta manera no solo la harás mejor, sino que te casarás menos. Pon la funda nórdica desde los pies, bien centrada y remete. Coloca la almohada antes de poner la barandilla. ¡Listo!
  5. Para hacer las camas de abajo, saca un poco el colchón y verás que es más fácil colocar la ajustable en la parte de dentro. Luego pon la funda nórdica o sábana encimera y remete. Vuelve a poner centrado el colchón. Pon la almohada. Luego, la escalera. Corre la litera a la pared. Ya está.

En verano: una ajustable es suficiente.

En varano, para facilitar las cosas, péneles solo la sábana bajera, sin encimera, sin colchas. Solo bajera y almohada.

  1. Usa un buen protector de colchón, para proteger del sudor tu colchón.
  2. Pon solo la bajera: los niños no se arroparán y les resultará muchísimo más sencillo hacer la cama, sólo estirarán la sábana.
  3. Si hace algo de frío puedes usar la sábana encimera o la funda nórdica sin relleno de edredón. En esos casos, no te molestes en remeter las sábanas, a no ser que, en la zona de la barandilla, no tengas más remedio.
  4. Para poder limpiar mejor, remete las sábanas en la cama de abajo.

En invierno: la funda nórdica a la litera.

Que remetan solo la parte de los pies, pongan bien la almohada y el ocupante de la de arriba empiece el primero. Si ellos no son capaces de colocar “sus” cosas sobre “sus” camas, ¡quítalas todas!.

Edredones pequeños, que no se tengan que rematar y bajeras ajustables perfectas, tensas, que casi no tengan que hacer esfuerzo. Hay que medir muy bien antes de salir a comprar. Foto: mobikids.es

Espero que te haya sido de utilidad y que me hagas llegar tus sugerencias a través de info@piaorganiza.es o de Instagram.

Cualquier tema del cuidado de la casa, ropa, etc. lo tienes en sus páginas. Cómpralo ahora. y recíbelo en unos días.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo lavar el bañador?

Es muy interesante saber cómo cuidar el bañador para que esté en perfectas condiciones cada vez que lo usemos. Aunque parezcan prendas muy resistentes, que podrían llegar a durar toda una vida, son bastante delicadas. Por eso la elección de un buen bañador es ya una ventaja.

Después de comprar: ¡al baño de vinagre!

Antes de usarlo por primera vez: ponerlo en remojo con un poco de vinagre o agua con sal para que se fijen los colores y duren más tiempo, además de por higiene.

Las cremas:

En la playa, la piscina o el campo: hay que tener cuidado al aplicar cremas para evitar dejar manchas en los bordes.  Algunas de estas cremas o sprays llevan colorantes que ensucian el bañador y son muy difíciles de eliminar. Si te ocurre en un bañador usa alcohol y si es en una toalla o visera, aplica vinagre y luego lava de modo normal.

 ¿Dónde nos sentamos?

O con qué nos rozamos: si lo hacemos sobre superficies ásperas se arañará; en el césped se podría teñir de verde por la humedad (y no se quitará fácilmente). Para cualquier consulta de mancha puedes acudir a el “Manual para organizar tu casa”.

Lavar y cuidar el bañador

Siempre es mejor utilizar las escaleras de la piscina. Foto: ArchiExpo

Si nos sentamos en la orilla del mar durante mucho rato la arena se introducirá en el tejido del bañador y dejará una mancha muy desagradable que, además perjudicará la tela.

También hay que evitar entrar y salir de la piscina por el bordillo, ya que el roce con la piedra daña los tejidos del bañador. Mejor entrar y salir por la escalera.

La clave: lavarlos después de cada uso.

Lo primero que hay que hacer nada más llegar de la playa o la piscina es lavar el bañador. Un paso sencillo de hacer. No te lo saltes.

La mejor forma de cuidar y lavar el bañador:

Con un jabón líquido para ropa delicada y con agua fría, que elimina el cloro y la sal.

Desaconsejo:

  1. El agua muy caliente que daña el tejido, lo encoge y destiñe.
  2. El detergente en polvo es más agresivo y endurece la tela.
  3. El suavizante hace que las fibras y elásticos den de sí.
  4. Evita la lavadora porque la tela se desgasta y pierde color.
  5. Dejarlo en remojo, por norma general, no es una buena opción a no ser que contengan mucha arena.
NO al agua caliente; Detergente en polvo; Suavizantes; Remojo prolongado; Lavadora o secadora.

NO al agua caliente; Detergente en polvo; Suavizantes; Remojo prolongado; Lavadora o secadora.

Precauciones para el cuidado y lavado del bañador:

  1. Escurrir: con cuidado para no deformarlo.
  2. Si la prenda tiene bordados, abalorios, pedrería u otros elementos delicados es mejor lavarlos introducidos en una bolsa de malla con cremallera evitando que se enganche el tejido.
  3. Secado: La mejor forma de secar la ropa de baño es al aire libre, sobre una superficie lisa para que no se deforme y a la sombra para que no se aclare. El sol es una de los elementos que más deterioran el tejido de los bañadores aunque, si no queda más remedio que tenderlos al sol, es recomendable ponerlos del revés para que los rayos solares no incidan directamente sobre la parte visible. Nada de secadora ni una excesiva exposición al sol porque el calor destruye las fibras elásticas.
  4. No se plancha, tampoco los de tela de hombre.

Forma de guardarlos a diario:

Completamente secos. No se debe guardar un bañador mojado porque la humedad facilita la proliferación de hongos. Dóblalos, pero no los enrolles. Durarán más.

Almacenamiento al final de la temporada:

Antes de guardar los bañadores, hay que lavarlos en un programa para prendas delicadas,  sin suavizante, y dejándolas secar perfectamente. Cuando estén totalmente secas, las guardamos en una bolsa de cierre hermético o de tela suave en un cajón o en una caja (lo bueno es que esté forrada con papel para proteger las prendas de la humedad) y procurando que no quede demasiado presionado con otras prendas. No los guardes con las cestas de mimbre, las chanclas, gafas de buzo, toallas de playa y el resto de ‘aperos’ playeros. Recuerda que la ropa, como todo, hay que mimarla.

Cuidar el bañador

Al final del verano, si los cuidas y guardas bien, los tendrás casi como nuevos para la siguiente temporada. Foto: Tucana Kids

Espero que te haya servido y me hagas llegar tu opinión a info@piaorganiza.es

 

Las cuñas de esparto se pueden limpiar.

Las llevamos a todas horas gracias a su versatilidad y hipercomodidad, pero ¿Sabes cómo limpiar las cuñas para que estén impecables?

Qué necesitamos:

  1. Cepillo de uñas.
  2. Cepillo de calzado nuevo.
  3. Dos trapos de microfibra secos.
  4. Agua templada con un chorrito de amoniaco o un poco de detergente neutro.

Cuñas de lona y esparto.

Para limpiarlas ten en cuenta que, aunque partimos de dos tipos de materiales diferentes entre si –lona y esparto– ambos se limpian igual. Y recuerda que el esparto no debe mojarse porque se pudre y despega del armazón. Son enemigos de la humedad y de los productos químicos como la lejía.

Foto: polin-et-moi (lona algodón)

  1. Retira las cintas de las cuñas para lavarlas con detergente neutro y frotarlas bien, especialmente si son de colores claros. A mí me va bien hacer una foto para facilitar colocarlas igual que estaban.
  2. Coloca un trapo de microficha en el interior de la punta de la zapatilla para que absorba el agua y no moje la base de esparto interior.
  3. Cepilla en seco, con el cepillo de uñas, la lona para quitar polvo.
  4. Si hay manchas en la lona, desmancha con una disolución de 80% agua y 20% de amoniaco y unas gotas de detergente neutro. Moja el cepillo de uñas y frota. Luego aclara con la microfibra y aprovecha para darle al interior y a la cuña. Haz lo mismo en la zona donde apoya el pie.
  5. Si hay mezcla de colores hay que tener cuidado porque la lona es de algodón y destiñe. Limpia por separado y usa unas gotas de vinagre.
  6. Cepilla la cuña. Aprovecha y limpia la base con un cepillo de uñas en seco. Limpia la tapa de la cuña con alcohol para que quede perfecta.
  7. Si hay manchas de rozadoras (de la alfombrilla del coche) en la cuña, puedes probar con una goma de borrar limpia, con un poco de detergente y amoniaco o una esponja de melamina. Muchas veces es del coche. Si es césped se va con alcohol.
  8. Deja secar al aire, pero no al sol.

 

Cuñas de piel y esparto

Antes de usarlas lo mejor es aplicar una crema incolora y sacarle brillo. Las cintas, la cuña y la suela se limpian igual que las de lona.

Foto: naguisa (en piel y cordón)

  1. Si hay manchas en la piel, desmancha con crema incolora. Y abrillanta. Se suelen ir las manchas.
  2. Cepilla la base con un cepillo de uñas en seco. Limpia la tapa del tacón con alcohol para que quede perfecta.
  3. Si hay manchas de rozadoras en la cuña, puedes probar con una goma de borrar limpia, con un poco de detergente o una esponja de melamina. Si es césped se va con alcohol.
  4. Si lleva hebilla simplemente pasarle un paño para quitarle el polvo en seco y luego en húmedo con limpiacristales, si es metálica.
  5. Deja secar al aire, pero no al sol.

Cuñas de ante y esparto

El ante es especialmente delicado, pero tiene su modo específico de limpieza. Te aconsejo que antes de estrenarlas les des un spray protector para aislarlo de las posibles manchas que son inevitables. Las cintas, la cuña y la suela se limpian igual que las de lona.

Foto: viguera (ante y cuero)

  1. Coloca un trapo de microfibra en el interior de la punta de la zapatilla para que absorba tanto el agua y, además, no moje la base de esparto interior.
  2. Prepara agua tibia con amoniaco para limpiar con el cepillo de calzado todo el ante, y la parte interior de la suela donde apoya el pie. Solo en húmedo. También puedes usar un producto específico para ante.
  3. Pasa el cepillo solo con agua para aclarar y peina bien el ante.
  4. Cepilla la cuña. Aprovecha y limpia la base con un cepillo de uñas en seco. Limpia la tapa del tacón con alcohol para que quede perfecta.
  5. Si en la cuña de esparto hay manchas de rozadoras, puedes probar con una goma de borrar limpia, con un poco de detergente o una esponja de melamina. Si es césped se va con alcohol.
  6. Deja secar al aire, pero no al sol. Peina el ante con un cepillo para el ante.

Para todos los accesorios que pueden llevar como: lazos, lentejuelas, adornos metálicos, etc. solo hay que eliminar el polvo con un cepillo de dientes suave y nuevo. De este modo tus cuñas o zapatillas de esparto lucirán como el primer día.

Guando las guardes para otra temporada recuerda que: siempre limpias y con papel dentro para que conserven la forma.

Espero haberte dado alguna idea práctica para limpiar tus cuñas de esparto. En próximas publicaciones y también a través de Instagram (@piaorganiza), te iré dando información interesante. Para cualquier comentario ya sabes que puedes escribirme a info@piaorganiza.es y te contesto personalmente.

Asesoramiento online con tarifas en www.PiaOrganiza.es

Cualquier tema del cuidado de la casa, ropa, etc. lo tienes en sus páginas. Cómpralo ahora. y recíbelo en unos días.

 

Limpiar las zapatillas de deporte blancas.

Cuando nos compramos unas zapatillas de deporte blancas es porque queremos que siempre estén blancas. Tengo unas deportivas blancas que me compré el año pasado y que cada vez que me las pongo estoy orgullosa porque están blanquísimas.

Para tenerlas inmaculadas hay que aprender, lanzarse a hacerlo y perder el miedo. ¿Cómo lo hago?

Si son zapatillas de piel:

 

  1. Lo primero es eliminar el polvo con una bayeta de microfibra o esponja. Para la suela usa mejor un cepillo ya que suele haber suciedad incrustada: Es más higiénico si usas guantes.
  2. Quitamos los cordones para poder limpiar mejor. Yo hago antes una foto para ponerlos luego igual.
  3. Si las plantillas son extraíbles y se pueden lavar, se meten en una bolsa de malla junto con los cordones y se lavan en la lavadora aprovechando una lavadora de toallas de piscina a 30 ° Si no se pueden lavar, se les pasa una bayeta humedecida con agua, amoniaco y un poco de detergente y se aclaran. Si hay olores puedes darles con bicarbonato o vinagre.
  4. Si las plantillas son extraíbles de gel, no se deben lavar, pero sí pasarles una bayeta de microfibra con alcohol para limpiar y desinfectar, eliminando posibles malos olores y bacterias.
  5. Luego limpia con toallitas de bebé toda la zapatilla de deporte haciendo hincapié en las zonas más difíciles que es dónde se acumula el polvo. Ten a mano un cepillo de uñas y frota la suela con agua tibia jabonosa. No las expongas al sol para que las suelas no se pongan amarillas.
  6. A continuación, con la piel ya seca, puedes darle crema incolora grasa o Nivea body milk (es lo que dicen los expertos en calzado de piel) para nutrir la piel cuando estén completamente secas.
  7. Ya tienes tus deportivas blancas, blancas para usar.
  8. Si las vas a guardar para otra temporada métela en su caja de cartón. El polvo las ensucia más de lo que nos imaginamos.

Si son zapatillas de ante color blanco o claro:

El proceso inicial para tener impecables tus deportivas es el mismo.

  1. Lo primero es eliminar el polvo con un cepillo especial para ante completamente seco, haciendo suaves pases hacia arriba para levantar la suciedad y que se elimine con facilidad.
  2. Quita los cordones para poder limpiar bien.
  3. Si las plantillas son extraíbles sácalas. Si se pueden lavar haremos lo mismo que con las de piel: meterlas en una bolsa de malla con los cordones y a la lavadora a 30 °C. Si no se pueden lavar, se les pasa una bayeta humedecida con agua, amoniaco y un poco de detergente y se aclaran en húmedo. Si hay olores puedes darles con bicarbonato o vinagre.
  4. Si son plantillas de gel y no se pueden lavar, lo haremos como las de piel: pasarles una bayeta de microfibra con alcohol para limpiar y desinfectar, eliminando posibles malos olores y bacterias.
  5. Donde haya manchas utiliza una goma de borrar blanca de las de toda la vida (Milán), con movimientos sólo de ida. El ante es muy delicado.
  6. Para manchas de grasa puedes usar una esponja con un poco de amoniaco diluido en agua o aplicar polvos de talco y cepillar.
  7. Si huelen, usa bicarbonato al limpiar la plantilla.
  8. Déjalas secar, pero no directamente al sol para que no se estropee el ante, y la suela se ponga amarilla.
  9. Al terminar péinalas con un cepillo especial para el ante con el fin de levantar el pelo.
  10. Ya tienes tus zapatillas deportivas listas para usar.
  11. Guárdalas en caja o en bolsa de tela.

Un consejo: impermeabiliza con un spray las zapatillas de deporte antes de usarlas. Así las proteges.

 

Si son zapatillas de lona blanca:

Es aún más sencillo todavía.

  1. Lo primero es eliminar el polvo con una bayeta de microfibra o esponja. Para la suela usa mejor un cepillo ya que suele haber suciedad incrustada: Es más higiénico si usas guantes.
  2. Quitamos los cordones (yo hago antes una foto para ponerlos luego igual) y la plantilla interior.
  3. Mételas en una bolsa de malla grande en la lavadora en un programa a 30 °C con detergente para ropa blanca. Puedes añadir toallas de piscina para optimizar el lavado.
  4. Si las plantillas son extraíbles y lavables, seguirán los mismos pasos que la zapatilla de piel. Mételas en una bolsa de malla junto con los cordones, y lávalos en lavadora junto con las zapatillas.
  5. Si son plantillas de gel y no se pueden lavar, lo haremos como las de piel: pasarles una bayeta de microfibra con alcohol para limpiar y desinfectar, eliminando posibles malos olores y bacterias.
  6. Si hay manchas hay que tratarlas primero. Si son manchas de grasa le podemos aplicar un quita manchas o jabón de pastilla (de taco) y frotamos. Si son de hierba con alcohol o bien agua y amoniaco.
  7. Deja secar completamente, pero no directamente al sol para que no se acartone la lona ni las suelas se pongan amarillas. Si ya están amarillas prueba a darle con: alcohol, agua oxigenada o dentífrico blanco. Ya las tienes para usar.
  8. Si la vas a guardar para otra temporada, entonces métalas en su caja o en bolsa de plástico.

Nota: algunas marcas de deportivas aconsejan no lavarlas en lavadora porque la temperatura puede afectar al pegamento. Muchas deportivas ya van con sistemas de presión y han mejorado mucho este tema.

Espero haberte dado alguna idea práctica para limpiar tus deportivas y que estén blancas, blancas, como el primer día. En próximas publicaciones y también a través de Instagram (@piaorganiza), te iré dando más ideas. Para cualquier comentario ya sabes que puedes escribirme a info@piaorganiza.es

Cualquier tema del cuidado de la casa, ropa, limpieza, organización personal, etc. lo tienes en sus páginas. Cómpralo ahora y recíbelo en unos días.

 

Los polos de fruta de mi madre.

Si algo nos apetece cuando llega el calor es tomar algo fresquito y sano. Haz polos de fruta, llena el congelador y todos comerán fruta a todas horas.

Hace un par de años mi madre nos sorprendía con sus polos de frutas. Con el tiempo los ha ido mejorando y ya son una tradición en nuestra familia. A los niños les encantan.

Los polos de fruta son sanos y sencillos de hacer y versátiles porque puede variar las frutas. Son perfectos para sorprender en las meriendas a los niños y el broche de una cena de verano. Deberías probarlos.

Prácticamente sin darte cuenta estas tomando un postre rico en vitamina C, vitaminas del grupo B y E, calcio, magnesio, cobre y potasio.

Necesitamos:

Naranjas, kiwis, los ingredientes para hacer unas natillas caseras, palitos para polos y unos vasitos de plástico o si tienes moldes para hacer helado, perfecto.

Para 4 personas:

  1. 2 kiwis y 2 cucharadas de azúcar.
  2. 2 naranjas de zumo y 1 cucharada de azúcar.
  3. Para las natillas: ¼ de leche, 1 corteza de limón, 1 palito de canela, 3 yemas, 3 cucharadas de azúcar y 100 g de maicena.

 

Modo de hacerlo:

  1. Se preparan las natillas y se dejan enfriar.

Pon a calentar la leche con el palo de canela y la corteza de limón sin la parte blanca. Cuando empieza a hervir retírala del fuego y la cuelas. Mezcla en bol a parte las yemas, el azúcar y la maicena hasta conseguir una mezcla perfecta. Viértelo sobre la leche y mezcla. Ponlo al fuego y cuando hierva y se marquen las huellas de las varillas, retíralo y lo pasas a un bol para que no se pegue al cazo y se enfríe antes.

  1. Se hace el zumo de naranja con el azúcar.
  2. Se hace el zumo del kiwi con el azúcar.
  3. Los polos a capas: Cuando ya se tiene todas las preparaciones se ponen primero 3 cm de zumo de naranja y se deja en el congelador 30 minutos. Se saca y se hace lo mismo con el de kiwi. Pasados 30 minutos se introduce en el centro el palito. Poner una capa de natillas y al congelador. Puedes poner las capas que quieras. Y ya tienes los polos de frutas.

Presentación:

  1. Para comerlos, meterlos unos segundos en agua caliente.
  2. En unos vasitos de cristal o en un plato –unos de pie y otros tumbados–, adornándolos con unas rodajitas de naranja y de kiwi.
  3. Acompañarlo con unas servilletas de papel divertidas.
Las servilletas de papel son el toque divertido a los polos de fruta.

Las servilletas de papel son el toque divertido a los polos de fruta. Foto: freepik.com

Anímate a hacer los polos de fruta. En próximas publicaciones y también a través de Instagram (@piaorganiza), te iré dando más ideas. Para cualquier comentario ya sabes que puedes escribirme a info@piaorganiza.es y te contesto personalmente.

Asesoramiento online con tarifas en www.piaorganiza.es

Ya lo tienes disponible en amazon

Sorbetes de frutas, ideales para estos días de calor.

Una de las recetas que mas me gusta hacer en verano –porque son un complemento perfecto para los postres–, son los sorbetes de frutas. Hay gran variedad, pero la base es siempre la misma: fruta pelada y almíbar o azúcar.

Para que queden más cremosos al final y antes de servir se les puede añadir un par de claras montadas y añadir ron o ginebra. Es el complemento perfecto para fruta o tartas de chocolate. Además, los puedes servir en copas variadas formando bolas. Y siempre con un toque personal y divertido en la presentación. Se sirven con cuchara, no con pajita.

 

Sorbete de sandía:

(Cantidades para 4 personas)

 

Foto: hogarmanía

  • 500 g de sandía limpia y sin pepitas.
  • 125 ml de agua.
  • 60 g de azúcar.
  • 2 cucharadas de zumo de limón.
  • 1 pizca de sal y 2 claras de huevo batidas a punto de nieve para darle cuerpo.
  • Ingredientes para el sorbete de sandía según directoalpaladar.com

Elaboración del sorbete de sandía:

  1. El almíbar: Se hace el almíbar añadiéndole el limón y se deja enfriar, mejor cambiarlo de recipiente para que se enfríe antes.
  2. La fruta: Partir y pelar la fruta y triturarla a máxima velocidad.
  3. La mezcla: Añadir el almíbar y mezclar 15 segundos a velocidad media.
  4. ¿Cuándo consumirlo? Se puede consumir en el momento o meter al congelador. Hay que darle vueltas de vez en cuando para que no cristalice hasta que lo consumamos.
  5. Toque final: Triturar y mezclar despacio las claras batidas a punto de nieve.
  6. Presentación en mesa: Se puede presentar servido sobre una bandeja de color decorando con unas flores alegres o con hojas de menta. Pon siempre tu toque personal. Servir con cuchara.

 

Sorbete de mango

(Cantidades para 4 personas)

Hecho en casa.

  • 600 g de mango maduro, pelado troceado y congelado.
  • 200 g de zumo de naranja.
  • 120 g de azúcar.
  • 125 g agua fría.

Elaboración del sorbete de mango:

  1. Todo a la Thermomix: Introducir todos los ingredientes en la Termomix o trituradora y batir a máxima potencia 1 minuto. Comprobar que no quedan trocitos.
  2. ¿Cuándo consumirlo? Se puede servir en el momento o congelar. Si lo congelas hay que triturarlo unos minutos antes de servirlo y mezclar las claras montadas.
  3. Toque final: Le puedes dar un toque de alegría, si hay adultos, con 50 g de ron o ginebra.
  4. Presentación en mesa: Adorna con menta y palitos de mango. Sirve con cucharita.

Receta: My cook recetas  (En esta receta he sustituido el agua fría por 200 g de hielo)

 

Sorbete de coco y piña colada

(Cantidades para 4 personas)

Hecho en casa.

  • 6-8 rodajas de piña en su jugo o natural congelada y cortada a trocitos.
  • 200 g de leche de coco de buena calidad.
  • 60 gr azúcar glass.
  • 400 g de hielo (de las bandejas de tu congelador).

Elaboración del sorbete de coco y piña colada:

  1. Todo a la Thermomix: Introducir todos los ingredientes en el vaso de la Termomix o trituradora y batir 1 minuto a velocidad 10. Debe quedar cremoso.
  2. Congela en envase cerrado.
  3. ¿Cuándo consumirlo? Cuando lo consumas tritura de nuevo y mezcla las claras montadas.
  4. Presentación en mesa: Adórnalo con trocitos de coco y un triángulo de piña. Pon una copa con mikados de chocolate.

Receta: Termomix

Sorbete de mora

(Cantidades para 4 personas)

Foto: eltoquedeines.es

Hecho en casa.

  • 350 g de moras o pulpa de mora que se vende en sobres congelados en Carrefour.
  • 1 limón, el zumo.
  • 200 g de azúcar.
  • 400 g de hielo (de las bandejas de tu congelador)

Elaboración del sorbete de mora:

  1. Todo a la Thermomix: Introducir todos los ingredientes en el vaso de la Termomix o trituradora y batir 1 minuto a velocidad 10. Debe quedar cremoso.
  2. Congela en envase cerrado.
  3. ¿Cuándo consumirlo? Cuando lo consumas tritura de nuevo y mezcla las claras montadas.
  4. Presentación en mesa: Adórnalo con mora y menta y un triángulo de piña.

Receta: Termomix

 

Espero haberte ayudado. Ya sabes que puedes contactar conmigo en info@piaorganiza.es y que también asesoro online.

Puedes encontrar más ideas en El Manual para Organizar tu casa

Puedes encargar ya el libro desde amazon, elcorteingles, fnac, La Casa del Libro, etc.

Me encantaría que rellenaras esta pequeña y sencilla encuesta, gracias.

Cómo recibir invitados en casa tras del Covid-19

Una de las cosas que hemos aprendido con el covid-19 ha sido cuidar de nuestra seguridad y de la de los demás. Cuando los invitados llegan a casa hemos de respetar el modo de saludar que ambos veamos conveniente para que nadie se sienta incómodo.

Estamos deseando reunirnos y disfrutar de la familia y los amigos como antes del covid-19. Nos hace ilusión preparar un menú delicioso para nuestros invitados y una bonita ambientación, cuidando los detalles para reparar todo el sufrimiento acumulado estos meses.

Y junto con esto, también las buenas prácticas de higiene que hemos de cuidar para que todos estemos seguros. Esto afecta a la elaboración de la comida, la limpieza de las zonas donde vamos a estar y una sencilla logística. Veámosla a continuación.

Precauciones en la cocina y la preparación del menú:

Sean quienes sean nuestros invitados queremos agasajarles y que estén cómodos y seguros. Por eso vamos a extremar las normas de higiene desde el inicio hasta el fin en la elaboración del menú, por lo que:

  1. Usaremos mascarilla y guantes para evitar cualquier riesgo.
  2. Todos los planos de trabajo, encimeras y utensilios deberán estar completamente limpios y desinfectados durante todo el proceso. Recordemos que el covid-19 se mantiene activo durante horas.
  3. Asegúrate de que todas las botellas y latas que salgan a la mesa estén completamente limpias.

Conviene tener preparados:

  • Los cubos de basura: con bolsas nuevas.
  • Táperes para guardar sobras, listos.
  • A la hora de recoger: Es preferible que lo haga la gente de la casa que los invitados, para evitar riesgos.
  • Usa guantes a la hora de trabajar y de recoger tanto la cocina como las sobras.

Elección del mantel y menaje:

Foto: pettitaffaire.com.ar

  1. Si la reunión es en el exterior hay limpiar muy bien las mesas y asientos.
  2. El mantel: Hay opciones de papel y de telas siliconadas que admiten limpieza con agua y amoniaco y, por supuesto, servilletas de papel. por ahora, es más aconsejable que usar tela. 
  3. Menaje desechable y reciclable: En principio es más seguro y cómodo, usar todo el menaje desechable y reciclable. En estos momentos hay en el mercado mucha variedad y cosas muy bonitas: platos, cuencos, vasos y cubiertos que ayudan a dar un toque colorido y elegante.
  4. Flores: Puedes complementar con centros de flores naturales o de frutas, previamente lavadas.
  5. Velas: Si es cena puedes añadir velas y música para centrar la atención en otras cosas y hacer agradable la velada.
  6. Si es comida, omite estos dos últimos aspectos.

Limpieza de las zonas:

  1. Interfono: Hay que estar atentos para desinfectar tanto el interfono como el timbre de la puerta de la casa con alcohol. Haremos igual con el pomo o tirador de la puerta por ambos lados. 
  2. Felpudo: No te olvides de limpiar el felpudo y para ello lo mejor es aspirarlo muy bien. Si se puede lavar, hacerlo en lavadora con un programa corto en frío. Antes de entrar, como de costumbre, los invitados deberían usarlo.
  3. Si hay mascotas, afinaremos en la limpieza de su zona.

Limpieza del mobiliario y preparación del lugar:

  1. ¿Dónde dejamos los bolsos? Hemos de ir buscando una coherencia en todo, por eso facilitaremos un perchero o zona, desinfectada, para que los invitados dejen bolsos o accesorios (gafas, móviles, etc. que no deberán salir de ahí por seguridad). Esto me parece muy importante lograrlo y avisarlo a los invitados.
  2. La distancia de seguridad: Recuerda que debe haber para nuestros invitados una distancia de seguridad, tenlo en cuenta a la hora de distribuir la mesa y las sillas.
  3. Terraza o exteriores: Organízate para que las sillas estén limpias y los sillones bien aspirados. Si es mobiliario de terraza, la estructura se puede limpiar con bayeta y detergente y los cojines, aspirarlos.

Cuarto de baño es una zona clave:

Foto: pinterest

  1. Antes: Hay que limpiar y desinfectar antes y facilitar toallas desinfectantes para que, si usan el inodoro, limpien la tapa de la taza. Pondremos toallas desechables y retiraremos todos los elementos que no sean necesarios: botes, cestos, taburetes.
  2. Cuanto más despejado esté mejor, incluso para limpiarlo. Si tienes un baño de cortesía, es más sencillo.
  3. Todos estos pequeños protocolos hay que explicarlos a nuestros invitados para que se sientan cómodos, aunque algunos detalles son evidentes y familiares.
  4. Después: desinfectar lo antes posible como de costumbre. Ventilar.

Pídeles a tus invitados:

Los invitados deben ir con mascarilla hasta un punto de seguridad.

  1. Al entrar, lo normal es que se limpien el calzado en el felpudo de entrada y se laven las manos. Debemos facilitarles que puedan dejar el móvil, las gafas, el bolso, etc. en un lugar previsto por el anfitrión.
  2. Si van niños es mejor que no lleven juguetes, balones o juegos.
  3. Si son personas de la familia con la que ya hemos coincidido se puede ser más flexible, pero, siempre tendremos en cuenta a los más vulnerables: los mayores, los enfermos y los niños.

Fin de fiesta:

Ventila, recoge y limpia. Después, desinfecta todo.

Espero haberte ayudado. Ya sabes que puedes contactar conmigo en info@piaorganiza.es y que también asesoro online.

Puedes encontrar más ideas en El Manual para Organizar tu casa

Puedes encargar ya el libro desde amazon, elcorteingles, fnac, La Casa del Libro, etc.

Me encantaría que rellenaras esta pequeña y sencilla encuesta, gracias.

Cobb Salad por favor!

Estamos en junio y con la cabeza puesta en mejorar nuestra alimentación y la de nuestros hijos. La estrella de la dieta saludable en verano son las ensaladas y mira lo que te traigo aquí.

El verano pasado comiendo con mi madre me dijo: “tengo una ensalada sorpresa de las que a ti te gustan, completas, rápidas y nutritivas”. La presentación ya lo merecía. Estaba estupenda y además es plato único. La comparto porque te va a apetecer hacerla. Es la Cobb salad o ensalada Cobb. Para mi el quid está en clavar la salsa.

Ingredientes para 6 personas:

  • 1 lechuga romana limpia y troceada. Usar estas lechugas da a la ensalada un sabor especial, pero si no tienes pon las que tengas, pero que sean frescas.
  • 1 lechuga iceberg limpia y troceada.
  • 4 pechugas enteras de pollo con hueso y piel.
  • 5 huevos duros pelados y cortados en rodajas finas.
  • 8 lonchas de beicon frito y desmenuzado, puedes sustituirlo por tiras de jamón serrano (menos calorías).
  • 3 aguacates cortados en rodajas finas y rociados con zumo de limón.
  • 4 tomates grandes cortados en rodajas finas.
  • 120 g de queso azul desmenuzado.

Para la salsa:

  • 180 ml de aceite de oliva ligero.
  • ¼ taza vinagre de vino tinto.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • 1 diente de ajo picado muy fino.
  • 2 cucharaditas de sal.
  • ¾ cucharadita de pimienta molida.
  • ¼ cucharadita de azúcar.
  • ¼ cucharadita de mostaza seca.
  • ¾ cucharadita de salsa Worcestershire.
  • Para guarnición: cebollino y perejil picado.

Preparación de la ensalada Cobb:

1º Asamos el pollo:

  1. Precalentamos el horno a 240˚C. Frotamos las pechugas con aceite de oliva y salpicamos con sal y pimienta.
  2. Forramos una bandeja del horno con papel de aluminio y metemos las pechugas en el horno 25-30 min. (hasta que llegue una temperatura interna de 71˚C).
  3. Sacamos del horno y cubrimos con papel aluminio, dejamos reposar unos 10 minutos. Quitamos la piel y el hueso y cortamos en rodajas.

2º La salsa:

Ingredientes al robot: Metemos todos los ingredientes en un robot y mezclamos.

Si no tienes robot: mete los ingredientes en un bote de cristal bien cerrado y agita fuerte hasta emulsionar los componentes. A mí me gusta más porque el color que queda es muy bonito. Con la Túrmix o robot, la velocidad hace que el color cambie.

3º Montar la ensalada:

foto: canalcocina

  1. Mezclamos las lechugas y las ponemos en el fondo de una gran bandeja.
  2. Añadimos un poco de la salsa.
  3. El resto de ingredientes:
  • Colocamos los 6 ingredientes de la ensalada Cobb en líneas inclinadas sobre las lechugas, simétricas y uniformes: el pollo, el beicon, el aguacate, el queso azul, los tomates y los huevos.
  • Adornamos con el cebollino y el perejil.
  • Añadimos un poco más de la salsa y metemos el resto en una salsera para acompañar.
  • Para la presentación de la ensalada de verano Cobb, puedes usar fuentes redondas u ovaladas.
  • Si hay más de 6 comensales queda más elegante y práctico poner dos fuentes con los cubiertos de servir.

Curiosidades:

Si quieres saber más sobre la salsa de Worcestershire consulta este link, aprenderás. http://mobc.blogspot.com/2006/02/origen-e-historia-de-la-salsa-inglesa.html

Espero que te animes a hacerla. Sígueme en INSTAGRAM (@piaorganiza). Estos días estoy subiendo información que te interesará. Sígueme para estar al día.

TERCERA EDICIÓN: El libro que ha ayudado a tantas personas. Pídelo ahora en amazon.

Asesoramiento online con tarifas en www.PiaOrganiza.es

 

Por fin, el botijo ya es arte

EFE: El Liceo de San Agustín de Talavera de la Reina acoge este verano la exposición de botijos ‘La piel del agua’, que muestra como creadores de la talla de Salvador Dalí, Forges o Antonio Mingote han dejado su impronta en el diseño y la decoración de este sencillo y práctico elemento.

La muestra, formada por un total de 40 obras, pertenece al coleccionista Ismael Peña y en ella han dejado también su sello otras grandes figuras de la pintura contemporánea, como Eusebio Sempere, Rafael Canogar, Juan Barjola, Eduardo Úrculo, Manuel Viola, Guillermo Pérez Villalta o Jesús González de la Torre, entre otros.

Leer Más

Adelgazar sin pasar hambre.

Podemos adelgazar sin pasar hambre. No es un tópico, es una realidad y es precisamente Marta Garaulet, Catedrática de Fisiología y Bases Fisiológicas de la Nutrición, la que lo afirma. Eso sí, siguiendo la dietamediterránea, con planificación, ejercicio diario y estilo de vida sano.

El confinamiento nos ha mantenido inactivos y eso se ha traducido para muchos en coger unos kilos que nos hacen sentir incómodos.

“Para adelgazar sin pasar hambre la dieta debe estar compuesta por alimentos con alto poder saciante y ricos en fibra y esto debería suponer el 50 o 60% de la ingesta diaria”. –Marta Garaulet–

¿En qué consiste la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea es la base de la alimentación en nuestra cultura, pero ya ha traspasado límites y muchas otras culturas están estudiando el modo de readaptar su dieta a la nuestra para gozar de los mismos niveles de salud que nosotros. Básicamente es una mezcla de hábitos; unos afectan a la alimentación, pero otros afectan a nuestro estilo de vida.

Los que afectan a la alimentación:

  1. Tomar 5 ingestas diarias: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Trata de ajustarte.
  2. Usar técnicas culinarias sanas: al horno, a la plancha, al vapor, cocciones, y menos frituras.
  3. Consumo de frutas y verduras del tiempo. Incluye 4 piezas de fruta diarias y ensaladas de colores.
  4. Utilizar el AOVE, aceite de oliva virgen extra como aderezo y grasa principal para cocinar los alimentos.
  5. Tomar el 50% de cereales, pan (en cada comida), pasta, arroz y patata en la dieta diaria completa. Los cereales, incluidos el pan, son una fuente de energía necesaria; no engordan, si, como todo controlamos las cantidades. Un ejemplo: unas lentejas con chorizo engordan, unas lentejas con jamón, no. ¿Ves la diferencia?
  6. Consumo moderado de lácteos.
  7. Tomar 1 vez a la semana carne roja y, sin embargo, aumentar el consumo de pescado.
  8. Completar el resto con proteínas y vitaminas.

Foto: cocinafacil.com

Los hábitos que afectan a nuestro estilo de vida saludable: revísalos bien.

  1. Horario para levantarse y acostarme.
  2. Adelantar el horario de las comidas y las cenas. Comidas entre las 13:30 y las 14:00 h y cenas entre las 20:00 y las 20:30, tres horas antes de irnos a la cama. Mira a ver si estos dos meses lo puedes lograr.
  3. Comer o cenar en familia. Los alimentos se digieren mejor.
  4. Ejercicio diario, aeróbico, al menos una hora y evitar el sedentarismo al máximo. Plantéatelo como una rutina de salud. El enfoque positivo que le des tirará de ti cuando te de pereza. Sí o sí hay que hacerlo. No valen las escusas. ¿Quieres perder esos kilos? ¿No? Persevera.
  5. Huir de los excesos. Y si los comentes que sean pocos y compensa en los días siguientes. Trata de pensar siempre en términos de calidad de vida; tus amigos te lo agradecerán; da ejemplo y se coherente. Se puede.

Repasa la lista de alimentos con alto poder saciante que debes incluir en tu dieta saludable hasta el 31 de julio para perder esos kilos que te sobran.

Una de las ventajas para no pasar hambre es que, si sabemos qué alimentos son más saciantes, podremos controlar mejor las raciones y evitaremos picotear entre horas. Recuerda que se trata de adelgazar sin pasar hambre, pero si la pasas, es el peaje a pagar; aléjate de la cocina y focalízate en otra actividad.

  1. Pasta, arroz: Inclúyelos en tu dieta saludable semanal, sin miedo.
  2. Cereales, mejor integrales, ya que tienen más fibra dietética. Toma pan en cada comida; la fibra es necesaria. Cada rebanada de 30 g.
  3. Patata cocida: Inclúyela otro día.
  4. El huevo: Mejor cocido, a la plancha, poché o escalfado.
  5. Legumbres: judías, lentejas, garbanzos. Sin miedo. Al menos 3 días como único plato de cuchara acompañado de una ensalada completa y fruta del tiempo.
  6. Frutos secos.
  7. Frutas: manzana, plátano, melocotón, piña.

Y a hora te toca trabajar a ti.

Ya puedes hacer tu calendario de menús y dieta saludable. Recuerda preparar estos alimentos con técnicas culinarias sanas. Echa un vistazo a la primera semana de menús de verano de mis plantillas en la web. Te puede servir de guía. Sustituye la fritura siempre por técnicas a la plancha. También tienes plantillas en blanco para rellenar por ti.

Y recuerda que tu gran aliado estos dos meses son las ensaladas abundantes y variadas en las que puedes incluir pasta, arroz, patata y legumbres, como plato principal. Son el plato estrella de la dieta mediterránea.

Modelo de ensalada completa: https://piasweethome.com/2015/08/01/cobb-salad-por-favor/

Más información: “Manual para organizar tu casa” capítulo 8.

TERCERA EDICIÓN: El libro que ha ayudado a tantas personas. Pídelo ahora en amazon.

Espero haberte dado alguna idea para perder peso sin pasar hambre. En próximas publicaciones y también a través de Instagram (@piaorganiza) estos días estoy subiendo información que te interesará. Sígueme para estar al día.

Para cualquier comentario ya sabes que puedes escribirme a info@piaorganiza.es y te contesto personalmente.

 

Quitar manchas de grasa de la bicicleta.

Ya tenemos aquí el verano y con el los estupendos paseos y excursiones en bici… y, como no, las temidas manchas de grasa de bicicleta.

Y como suelen ser difíciles de eliminar hemos resumido los mejores trucos para quitarlas. Con los productos adecuados cualquiera puede acabar con ellas.

Es importante saber que cada tipo de grasa tiene un tratamiento diferente; es muy distinta la manera de actuar con manchas de grasa provocadas por aceite de cocina y manchas de grasa provocadas por aceite de motor o la de la bicicleta. En resumen: técnica, producto y paciencia.

Consejos generales al quitar manchas de grasa

La mejor manera de eliminarlas es actuar rápidamente una vez nos hemos manchado. Los consejos generales en manchas de grasa son:

  1. Coloca una servilleta de papel limpia sobre la mancha de grasa (sin restregar por la prenda) para absorber la mayor cantidad posible.
  2. Remoja la prenda en agua caliente para ablandar la mancha de grasa.
  3. Pon un poco de detergente apto para el tipo de prenda sobre la mancha de grasa y frota con movimientos circulares.
  4. Deja actuar durante diez minutos.
  5. Enjuaga con abundante agua caliente antes de que se seque.
  6. Lava a mano o a máquina según las especificaciones del fabricante y deja secar.

¿Necesitas ayuda con manchas de grasa de aceite de cocinar, mantequilla o grasa de barbacoa?

Seguramente te habrás encontrado con este tipo de manchas en alguna ocasión.

  1. Aplica un poco de jabón o detergente directamente sobre la mancha de grasa y deja actuar 10 minutos.
  2. Frota suavemente la mancha de grasa.
  3. Lava a mano o a máquina según las especificaciones del fabricante.
  4. Por último deja secar al aire libre. Si persiste, y la prenda es de algodón blanco, utiliza jabón de Sosa con agua caliente. Déjala reposar 5 minutos, aclara y seca.

Manchas de otros tipos de grasa

Si te has encontrado con una mancha de grasa de bicicleta, o te has manchado de grasa de motor mientras reparabas el coche, puedes seguir los siguientes pasos para eliminar la mancha de grasa:

  1. Aplica detergente antigrasa KH-7 directamente sobre la mancha y deja actuar durante 15 minutos.
  2. Usa un trapo de tela para secar la mancha y eliminar cualquier resto de grasa que pueda quedar.
  3. Frota la mancha suavemente con las manos e intenta retirar la mayor cantidad de grasa posible.
  4. Lava en lavadora a unos 30 grados. Antes de secar comprobar que ha desaparecido; de lo contrario hay que repetir la operación.

Productos recomendados

Fairy o Mistol, KH-7, son productos con un fuerte poder desengrasante. Pero ten la precaución de usarlo solo en la zona manchada y en pequeñas cantidades. Si luego lo metes en la lavadora, disminuye la cantidad de detergente para que no se llene de espuma el tambor y centrifugue mal.

Ya sabes que puedes enviarme tus dudas o sugerencias a info@piaorganiza.es

TERCERA EDICIÓN: El libro que ha ayudado a tantas personas. Pídelo ahora en amazon.

 

Limpiar alfombras. Naturales y sintéticas.

Limpiar alfombras en casa tiene su técnica, y obtener un buen resultado, en parte, dependerá de la composición.

Tanto si son alfombras de fibras natural (lana, seda, yute o sisal, etc.) como si son alfombras sintéticas se pueden limpiar en casa.

Todas admiten lavado en húmedo, a mano o con máquina pero conociendo bien cómo hacerlo.

Las de fibra natural, es recomendable llevarlas a la tintorería cada dos o tres años para una limpieza más profunda.

Vamos a ver cómo hacerlo en casa y con todo tipo de alfombras. Es muy importante saber ante qué tipo de alfombra estás para saber qué sistema usar en su limpieza.

¿Qué necesitamos en cualquier caso?

  1. Aspiradora: La aspiradora que ha de tener el filtro limpio y la bolsa nueva. Se necesita: sal gorda y bicarbonato, bolsitas de antipolilla, cinta de embalar y bolsa de plástico duro. Si tenemos varias alfombras conviene etiquetarlas, una vez limpias y enrolladas, para distinguirlas bien.
  2. Espacio: Despejar la zona de mobiliario corriéndolo a un lado; si la alfombra es pequeña, se puede trasladar a otro sitio para limpiarla.
  3. Proteger el suelo: Si el suelo es delicado hay que protegerlo con una toalla o con plástico.
  4. Ventilación: Trabajar en un lugar ventilado.

a) Las alfombras de fibra natural:

En este grupo se incluye la lana, el yute, la seda, la seda de bambú, algodón, etc. Veamos cómo actuar:

a.1) Limpiar alfombras de lana:

  1. Aspirar ambas caras: para eliminar la suciedad sólida y el polvo. Ayuda hacer calles para asegurar que no se quedan zonas sin aspirar. Es un trabajo que requiere paciencia y hacerlo muy bien.

Alfombra de algodón.

Alfombra de lana.

  1. Eliminar manchas: Si hay manchas hay que tratarlas. Para limpiar alfombras de lana se puede:
    • Usar amoniaco diluido en agua con detergente neutro y frotar superficialmente hacia dentro de la mancha en círculos con una esponja y si hace falta con un cepillo de cerdas sintéticas de tipo medio para sacar a la superficie la suciedad
    • Se pueden limpiar con detergentes especiales para alfombras o bien en seco con espuma siguiendo las indicaciones del fabricante.
  2. Para el mal olor: es posible que esté producido por los restos de ácaros, sus heces y los esqueletos muertos de estos insectos. Usaremos anti ácaros.
  3. Pulverizar con producto eliminador de ácaros: es opcional, es un producto alcalino débil, de amonio cuaternario. Después de unas horas tras el pulverizado, lo eliminamos con la aspiradora.
  4. Cubrir con sal gorda y bicarbonato, como técnica general de limpieza: Para una limpieza completa, se cubre la alfombra con sal gorda y bicarbonato y se deja unas 6 horas.
  5. Aspirar de nuevo: Pasado ese tiempo aspiramos. El bicarbonato habrá eliminado los malos olores y la sal habrá absorbido la suciedad.
  6. Enrollarla y ponerle bolitas antipolilla: Cuando está completamente seca y sin humedad, la enrollamos sin forzar y ponemos bolsas de antipolilla en cada vuelta que demos.
  7. Precintarla: La precintamos y la metemos en una bolsa completamente cerrada y la etiquetamos.
  8. Almacenarla en horizontal: Si la alfombra es grande es mejor que esté en horizontal.
  9. Lugar seco: Los enemigos de las alfombras de tejidos naturales son la humedad que hace que proliferen los hongos y malos olores, por eso conviene guardar las alfombras en lugares fríos pero secos.

a.2) Limpiar alfombras de sisal:

  1. Leer antes la etiqueta: Antes de limpiarla hay que leer la etiqueta del fabricante.
  2. Productos especiales: Muchas de ellas se venden con productos específicos para desmancharlas.
  3. Limpieza básica: Aspirar a conciencia, dependiendo del uso, dos veces por semana y si las vamos a guardar lo haremos por ambas caras.

Alfombra de sisal. Foto: betuna.es

  1. Manchas: Se eliminan previamente con agua, detergente neutro y un cepillo, aclarando muy bien después. Es importante no empaparlas.
  2. Limpieza total: Si es grandes se puede usar una fregona limpia de microfibra en húmedo.
  3. Almacenaje: Una vez seca está lista para usarse o si la vamos a guardar se enrolla, metiendo bolsas de antipolilla y se introduce en una bolsa que cerraremos.

a.3) Limpiar alfombras de yute:

  1. Importante: Aunque son muy resistentes y versátiles no se les puede aplicar productos químicos.

Alfombra de yute tejida a mano.

  1. Limpieza: aspirar y eliminar manchas con agua, jabón y un cepillo de cerdas suaves. Aclarar y dejar secar. Esta limpieza es en húmedo.
  2. Guardar: Una vez seca si la vamos a guardar, la enrollamos, le ponemos las bolsas de antipolilla y la metemos en una bolsa.

b) Limpiar alfombras sintéticas, de poliéster, PVC, seda sintética:

Este tipo de alfombras están hechas de fibras sintéticas, muchas de ellas de vinilo (PVC) son muy resistentes y de fácil limpieza. Admite limpieza en mojado.

Alfombra PVC Plastic.

Alfombra de Pet Poliéster.

  1. Limpieza: Como paso previo, y dependiendo del tamaño, hay que aspirar o sacudir. Si hay manchas las trataremos antes. La limpieza de estas alfombras puede seguir dos pasos
  2. A mano: Se pueden limpiar in situ a mano con una bayeta de microfibra y agua tibia con detergente neutro o bien con una fregona de microfibra completamente limpia.
  3. Lavadora: Según el tamaño se pueden incluso lavar en la lavadora con un programa en frío, un detergente neutro y un centrifugado flojo. Se secan al aire colgadas. Para evitar que queden marcas de las cuerdas por el peso, se pueden poner toallas viejas.
  4. Almacenaje: Si se van a guardar haremos como las anteriores: enrollar con bolsas de antipolilla y meter en una bolsa. Ya sabes que es bueno etiquetar la alfombra con la información necesaria, poca, que nos ayude recolocarlas la siguiente temporada.

Mira este vídeo para limpieza con máquina: https://www.youtube.com/watch?v=xvBeKb4qn7k

Espero haberte dado alguna idea para limpiar alfombras. En próximaas publicaciones y también a través de Instagram (@piaorganiza) estos días estoy subiendo información sobre cómo mantenerlas perfectas. Sígueme para estar al día.

TERCERA EDICIÓN: El libro que ha ayudado a tantas personas. Pídelo ahora en amazon.

Crema de calabacín

La Crema de Calabaza de mi madre no falla.

El otro día estaba en casa de mi madre preparando los menús para la Cena de Navidad y después de un rato revisando las recetas de TELVA de los años 70 y las de no sé cuántas revistas más, junto con sus libretas de recetas, La Parabere etc… llegamos a la conclusión de que lo mejor era preparar una buena crema y “déjate de líos y exquisiteces”.

Estos dos tomos han marcado la buena cocina de nuestras madres. Ella es María Mestayer de Echagüe, también conocida como Marquesa de Parabere (Bilbao20 de diciembre de 1877 – Madrid19 de noviembre de 1949), fue una gastrónoma, escritora y empresaria española. Autora de diversos recetarios y estudios culinarios, se convirtió en uno de los nombres más conocidos de la gastronomía española de posguerra gracias al gran número de reediciones de su libro La cocina completa. Una época de enorme sabiduría culinaria de donde han salido todos nuestros actuales chefs. Estoy segura.

Para los que ya conocéis a mi madre –Bilbao– esta frase os suena. Añadiéndole que tiene cierta edad, llegamos muchos a casa, de golpe, gritando, desordenando, está sola y se cansa, lo que realmente le viene mejor es poder congelar, preparar platos con tiempo y que solo necesiten un toque de horno o calentar la salsa final. Pues así es como aparece ahora la Crema de Calabaza. En realidad es la receta de mi hermana Myriam revisada y mejorada por mi madre. Estas son sus notas. Me encanta compartir éste cacho de papel.

Crema de calabaza de mi madre

Nota que me dio mi madre para que empezara a hacerla. De su puño y letra (por cierto, la letra tan clara y moderna siempre me ha llamado la atención, pues en su época la caligrafía era completamente rococó… tiene su gracia que se hubiera separado tanto del estilo del resto)

Transcripción Receta de Calabaza:

  • Sofreír: cebolla,  zanahoria, patata, calabacín y calabaza (si se quiere también guisantes), sal, avecrem.
  • Añadir un gran vaso de vino blanco –dejar que evapore el alcohol–, y añadir agua a discreción (este final me encanta… a discreción 🙂
  • Cocer y triturar – Añadir nata líquida– Servir con algún adorno.
  • Si se congela, poner la nata cuando se descongele y se vaya a comer (no hervir)

Sin más. Hazla, sírvela calentita. Está espectacular. La crema de calabaza es de las cremas que más gusta. A los pequeños les gusta con “tostones de pan” , entra de maravilla y repiten si-em-pre. Si haces esta receta, te garantizo éxito.

 

Cómo plantear la distribución de los armarios de la cocina. El workflow.

La cocina es el eje de la casa por eso, antes de organizar la distribución y ubicación de los armarios y gavetas, es importante hacerse unas sencillas preguntas:

¿Tengo bien definidas las zonas ? ¿Cuál es mi circuito habitual en la cocina? ¿Tengo claro todo el volumen que me ocupa la batería completa y cada uno de los utensilios y aparatos que tengo? ¿Por casualidad supera el espacio disponible en m3? Estas son preguntas claves que nos van a ayudar a acertar en el planteamiento de la distribución de los armarios de la cocina y en la optimización del espacio con la ayuda de algunos organizadores.

Antes de elegir el mobiliario calcula bien sobre el plano el espacio de almacenaje, y diseña la colocación de los armarios y cajones para sacar el máximo partido al espacio y trabajar con comodidad

En este post me propongo compartir contigo algunas ideas muy prácticas que funcionan bien y que nos presenta la industria de las cocinas y expertos en optimización de los espacios domésticos.

8 ideas de base:

Estas son las claves para acertar a la hora de organizar los armarios de la cocina. Recuerda que nos pasamos media vida en ella y necesitamos estar cómodos para trabajar bien,  cansándonos lo menos posible y disfrutando de un espacio bien planteado,  Para eso:

1. Estudia el plano.

Sobre plano estudia el espacio para optimizarlo al máximo, y diseña el circuito de trabajo. Pide ayuda a un experto; el tiempo te dará la razón. Mírate lo que escribí sobre el workflow de la cocina aquí.

2. Define claramente las zonas de trabajo:

almacén, elaboración y salida. De ahí te va a salir la distribución de los armarios. Lo normal es que en la zona de elaboración estén: todos los utensilios necesarios para moverse lo mínimo. El fregadero incluido con un par de paños de cocina y la bayeta. Trabajo y funcionalidad deben ir juntos.

3. Elige materiales para las encimeras que sean sólidos y fáciles de limpiar.

Lo mismo para el mobiliario que para el suelo. Optimiza el espacio para armarios y cajones con guías y sistemas que faciliten la apertura y el cierre y saca el mayor espacio de almacenaje posible con una buena elección. El diseño no lo es todo. Prueba antes de decidirte y hazlo según las buenas sensaciones de comodidad y facilidad que tengas pensando en ti.

4. Piensa muy bien en la ventilación y la iluminación.

Que no se te pase.

5. Plantea un buen plano de trabajo y punto de apoyo.

 No hay nada más agobiante que las cocinas con espacios minúsculos para trabajar. Hay soluciones para todo.

6. Selecciona una batería de cocina adecuada a tus necesidades.

Para una buena elección tenemos que saber en qué tipo de fuente de calor la vamos a usar, cuantas piezas necesitamos, el tipo de material que determinará la durabilidad de la batería y la calidad de la cocción.

7. Visualiza la encimera despejada para plantearla bien.

Lo ideal: Evita tener excesivo número de electrodomésticos a la vista. Sentirás más serenidad al entrar, te descansará la vista y verás cómo se limpian más rápido porque se ensucian menos. Trabajarás mejor.

La encimeras de la cocina despejadas

Mantén despejada la encimera; la sensación de limpieza y orden es total. Ten a mano solo lo que necesites. Foto: estudiococinasds.com

8. Compra bien

Utiliza todas las posibilidades que el mercado ofrece para organizar los armarios de la cocina: baldas, barras, colgadores, carruseles… Puedes mirar por internet y sacar ideas prácticas.

Espero haberte dado alguna idea para organizar los armarios de la cocina. En el próximo post te daré ideas que ya existen y funcionan bien para que selecciones las que mejor se adapten a tus armarios y necesidades. Verás el espacio que sacas y lo cómodo que trabajas. Para cualquier comentario ya sabes que me puedes escribir a info@piaorganiza.es

Este verano tienes una oportunidad para empezar a leer el "Manual para organizar tu casa". En septiembre empezarás la organización y el orden con ventaja.

amazon

Foto portada: blum.com