News
Comment 1

La vaca que da vodka

Por sorprendente que parezca esto es I+D. Han dedicado más de un año para desarrollar el método y conseguir vacas que den vodka. Dos ingenieros querían crear un producto lácteo no perecedero y lo han conseguido. elmundo.es –

Las vacas cántabras se han puesto las pilas y ya no sólo producen queso, leche y yogures; ahora también vodka; 20.000 litros al año para ser más exactos. Aunque tradicionalmente esta bebida destilada se fabrica a partir de la patata, los ingenieros cántabros David Martínez Prieto y Rubén Leivas han desarrollado un proceso para destilar vodka a partir de leche de vaca y nos explican cómo.

Vacas cantabras pastando. Foto: Ángel Navarrete

Vacas cántabras pastando. Foto: Ángel Navarrete

Todas las bebidas destiladas se hacen a través de la fermentación de algún tipo de azúcar. El caso del vodka hecho de leche no es distinto. Martínez Prieto uno de los padres de esta bebida espirituosa e Ingeniero Agrónomo, explica que en su caso lo que hacen “es buscar la lactosa y con una levadura especial, fermentamos esa lactosa”. Se muestra receloso a explicar cómo se llega a esta levadura, “tuvimos un año y medio de Investigación y Desarrollo hasta que conseguimos llegar a ella para hacer nuestro vodka”. El proceso para la obtención de esta levadura se realiza a través del Kéfir un producto lácteo fermentado mediante hongos y bacterias procedente de la región del Cáucaso. “El Kéfir, es un hongo que en su superficie tiene unas levaduras que son capaces de fermentar la leche y la lactosa” se adentra a explicar el ingeniero. A través de “unos procesos industriales, lo que hicimos fue sacar esas levaduras del Kéfir, potenciarlas y crear una levadura propia”, de la que este padre del Vodka Siderit Lactée -bajo este nombre comercializan la bebida espirituosa- se muestra reticente a seguir hablando, por mantener el secreto industrial sobre la patente de la levadura que les permite realizar el vodka a partir de leche.

Una vez desarrollada la técnica para la fermentación de la lactosa, el proceso no acababa aquí “se encadenan cinco destilaciones que nos proporcionan un grado de pureza fundamental”. Para poder conseguir un litro puro de alcohol “son necesarios entre nueve y 14 litros de leche durante el proceso para conseguir un alcohol puro de 96 grados, que posteriormente es rebajado con agua de manantial”. Cuando acaba la fermentación, que “puede durar entre 14 y 28, días hacemos un estabilizado que dura entre tres y cuatro meses”. El total del proceso varía según la época del año y el tipo de leche, llegando a ser unos cuatro o cinco meses.

This entry was posted in: News

1 comentario

Si quieres, deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s