News
Dejar un comentario

Gasol S.A: ya es objeto de estudio en la Universidad

elmundo.es – El pívot protagoniza un estudio del IESE, la escuela de negocios más prestigiosa del mundo. Su consejo a los ejecutivos: “Nunca dejes que un problema te hunda”.

Pau Gasol; su trayectoria de Líder objeto de estudio en el IESE. el mundo.es

Pau Gasol; su trayectoria de Líder objeto de estudio en el IESE. el mundo.es


Pese a la diferencia diametral de estatura, Pau Gasol y Frodo Bolsón tienen mucho más en común de lo que pueda imaginar un fan de Tolkien o de la NBA. Sus biografías, la real y la imaginaria, cuentan que soportaron el peso de un anillo capaz de enloquecer al más cuerdo. El anillo fantástico permitía al hobbit «gobernarlos a todos». El de campeón de la NBA le bastaba a Gasol para inscribirse en la historia como un deportista que llegó hasta donde casi ningún compatriota llegará. Pero Frodo arrojó el anillo a un volcán y Pau lo guarda -perdón, los guarda, porque tiene dos- en una vitrina. ¿Por qué alguien decide mantener los pies en el suelo cuando el presente le permite levitar sin fin? ¿Por qué uno opta por reforzar la persona para no acabar transmutado de por vida en un personaje?
«Intento ser una persona estable, no me gusta estar ni muy arriba ni muy abajo. Me esfuerzo por mantener un equilibrio en mi vida». Pau Gasol, camina por el mundo con una osamenta de 213 centímetros de altura y un palmarés acorde con su estatura: campeón del mundo con la selección española, otras tres medallas de oro con La Roja en el Eurobasket, dos platas en los Juegos Olímpicos, los consabidos dos anillos de la NBA… Y Pau, que mira al resto de los humanos desde la atalaya de sus dos metros largos, sobrelleva el éxito y la fama con naturalidad, casi con pachorra. «Claro que a veces levitas, como en los momentos de los anillos. Fueron instantes de euforia, de felicidad máxima, a nivel profesional es lo más alto que puedes llegar, la recompensa después de tantos años de esfuerzo. Pero tengo una gran base de valores y la educación que me ha dado mi familia. Es lo que a Marc y a mí nos ha hecho mantener los pies en el suelo».

Las confesiones de Gasol a PAPEL son las primeras que el baloncestista realiza tras su cacareado contrato con los San Antonio Spurs: 30 millones de dólares por dos años en la ciudad tejana -«no era la primera opción de mi novia», admite con sorna-. El jugador de Sant Boi reflexiona sobre su trayectoria en el campus del IESE en Madrid. En su inabarcable palmarés se ha anotado otro hito, no deportivo, pero del que se siente orgulloso: su trayectoria profesional, su ejemplo vital ya es materia de estudio en la escuela de negocios más prestigiosa del mundo (según el último ránking del diario económico Financial Times).

Al IESE acuden directivos -desde mandos intermedios a patas negras del Ibex- a cursar programas de perfeccionamiento. También jóvenes cachorros dispuestos a pagarse un MBA para asegurarse un dorsal ganador en la carrera directiva. El profesor Santiago Álvarez de Mon, reverenciado en asuntos de management y liderazgo empresarial, escribió un caso práctico de 26 páginas sobre el deportista, a partir de decenas de entrevistas a quienes han dejado huella en la vida de Pau. ¿Por qué Gasol?

«Había escrito un caso sobre Rafa Nadal que funcionaba muy bien en clase. Pero de Pau me interesaba su dimensión de jugador de equipo, su carrera en el extranjero, como la de muchos directivos que decidieron hacer las maletas y dejar España», cuenta Álvarez de Mon.

Empezar de nuevo. Con el caso Gasol delante, a los alumnos se les invita a reflexionar en casa y debatir en clase sobre los modos de gestionar a los equipos en la empresa o la manera de asumir el éxito empresarial y el liderazgo. Pau tiene claras sus recetas. «En los momentos de éxito, cuando estás arriba, casi todos te van a elogiar y a adular», reconoce el jugador catalán. «Pero tienes que saber muy bien dónde estás. Hay que apreciar y saber disfrutar los buenos momentos, pero nunca debes olvidar que tarde o temprano vendrán momentos duros y difíciles. Eso tiene que servirte para ponerte a trabajar, aprender a empezar otra vez desde abajo y a hacer lo posible por volver a estar arriba».

“Claro que a veces levitas, pero mi familia me ha ayudado a mantener los pies en el suelo”

Pau Gasol ha pisado los dos escenarios. El de la gloria del oro y los anillos con los Lakers y la selección. Y el de las largas lesiones o la impotencia ante las derrotas en los primeros años en Memphis y los últimos en Los Angeles. Pau los superó con creces, propulsado por una «movilidad poco habitual para su estatura, la inteligencia en la cancha y la fortaleza mental». Las tres cualidades se las atribuye en el caso Gasol Aíto García Reneses, su entrenador en el Barça en 2001. Aquella temporada, Pau ganó la liga ACB y la Copa del Rey, y fue elegido mejor jugador en la final del campeonato. El catalán apuntaba maneras, en lo profesional… y en lo personal. Siempre fue «un buen mediador de conflictos, además de su facilidad para el baloncesto, de sus cualidades técnicas, recuerdo su inteligencia emocional», confiesa su madre, Marisa, en el trabajo del profesor Álvarez de Mon.

«Aunque a veces es difícil, no puedes dejar que un problema te saque de tus casillas o te hunda», apunta Pau. «Por eso hay que afrontar las situaciones difíciles con naturalidad, paciencia, comprensión y empatía. Si mantienes una estabilidad y un equilibrio, los momentos altos en tu vida no serán tan altos, pero también los bajos serán menos bajos».

El ego de Kobe Bryant. Gasol ha vivido momentos en la cima y en el valle. Y lidiado con conflictos en la pista, egos en el vestuario -«Kobe Bryant nunca fue un compañero fácil, tenía obsesión por ganar y ser el mejor»- y la fama en la calle. Y siempre se ha adherido al polo positivo del imán. «No se puede tener todo. La privacidad, los momentos de normalidad, desaparecen. Pero yo soy muy afortunado de que las partes negativas de mi vida sean éstas y no otras. No se puede pretender tener éxito, reconocimiento, admiración, grandes recompensas económicas y, además, tener una vida completamente normal».

Afrontando así el presente se entiende que Pau Gasol, tan fiero bajo los aros, atisbe el horizonte con la calma y la naturalidad con la que mediaba conflictos en el patio del cole de Sant Boi. «Aunque será un momento difícil, no siento ningún tipo de angustia por la retirada. Intento ante todo ser persona. Ahora es momento de centrarse en seguir ganando partidos. Y cuando deje de jugar, seguiré siendo Pau»

 

 

 

 

Si quieres, deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s