Ropa
Comments 3

Cómo proteger el colchón y la almohada.

Hoy en día vestir una cama por dentro y por fuera es un auténtico placer.

La ropa de cama ha evolucionado mucho y también lo ha hecho el mundo del colchón y de las almohadas y almohadones. El sector textil ha encontrado su filón en la moda. Pero, me pregunto, la moda, sin higiene, sin protección… ¿de qué sirve?

Vamos a recordar hoy cómo proteger nuestros colchones y almohadas. Cuando compramos un colchón o una almohada, siempre hemos de comprar también su kit de apoyo: funda para el colchón, protector para el colchón y las fundas interiores para las almohadas.

Lo primero: la funda del colchón.

Partimos de la base de que el colchón habitualmente no se puede lavar en casa, es bastante obvio la dificultad que supone. Existen servicios que lo hacen a domicilio.

Proteger el colchón con funda.

  1. El colchón debe ir protegido de una funda completa que lo aísle completamente del exterior. Además, se le añadirá un protector de quita y pon que será el que lavaremos con la frecuencia necesaria.

Foto: pikolin en amazon

Tipos de fundas de colchón:

  1. Acabado: rizo, punto o tela.
  2. Composición: microfibra, tencel, algodón o mezcla.
  3. Uso: mejor con cremallera de buena calidad.

Lavar la funda del colchón:

Se lavan una vez al año a 30 °C en un programa corto y secadora suave o al aire libre.

Lo segundo: el protector del colchón.

  1. Una vez que tienes la funda del colchón puesta hay que ponerle, además, un protector que es el que va a conservarlo limpio y libre de ácaros. Esto último es interesante si hay niños o personas alérgicas.
  2. Lo que se lava es ese protector de colchón, no la funda. 
  3. Frecuencia: Tantas veces como se manche. Para eso te recomiendo que, en el cambio de sábanas, lo supervises y si tus hijos son ya mayores, adviérteles para que lo hagan ellos mismos o bien la persona que se encargue habitualmente. Por higiene no dejes pasar manchas.

Foto: pikolin en amazon, protector de cuatro puntos de ajuste.

¿Cuántos protectores necesito?

  1. Ten siempre el doble de protectores de los que sois; siempre hay alguna que otra emergencia tanto en niños como en adultos.
  2. Incluye los colchones de las camas plegables o extras.
  3. Comprar bien: Empieza por hacer un inventario de lo que tienes y lista lo que vas a necesitar así solo gastarás lo necesario. Estudia el armario o zona donde guardas la ropa de cama de cada habitación. Ten las medidas anotadas en las notas del teléfono.
  4. Guardar bien: Etiqueta el protector y también su destino en el armario.
  5. Mi experiencia: No usar nunca un colchón sin protector. Aprovechar las rebajas para hacer este tipo de compras.

Tipos de protectores:

  1. Acabado: rizo, punto o tela. Muchos llevan una capa de poliuretano que los hace impermeables y, a la vez, transpirables facilitando que el aire circule y no se pase calor.
  2. Composición: microfibra, tencel, algodón o mezcla.
  3. Uso: Ajustables con/sin platabanda.

Lavar el protector del colchón:

  1. Desmanchar siempre antes.
  2. Lavar con frecuencia ( 1 vez al mes) a 30 °C en un programa corto y secadora suave o al aire libre.

Lo tercero: la funda interior de almohada.

¿Cuántas fundas interiores de almohada necesito?

Dos por almohada.

Tipos de fundas interiores de almohada:

  1. Acabado: Rizo, punto o tela, pueden ser impermeables, antiácaros, anti mosquitos, etc.
  2. Composición: algodón, algodón orgánico, mezcla PE-algodón o microfibra, etc.
  3. Uso: Con cremallera, con solapa.

Lavar las fundas interiores de almohada:

Las almohadas, a diferencia de los colchones, sí se pueden lavar en lavadora a excepción de las almohadas ergonómicas de viscoelástica o látex.

  1. Desmanchar previamente.
  2. Lavar a 30-40 ºC de modo habitual.
  3. Frecuencia: cada dos meses dependiendo del uso, del tipo de cabello, abundancia de grasa, etc. En esto como en todo: sentido común.
  4. Consejo: Etiquétalas para evitar confusiones. Los tamaños no siempre son iguales. Las puedes poner donde tienes toda la ropa blanca con cartel, por ejemplo: Funda interior almohada: 90 x 40 cm; Funda interior almohada: 70 x 40 cm; Funda interior cuadrante: 50 x 50 cm, etc.

Cuarto: haz la cama.

Y una vez que tenemos la cama vestida por dentro, se viste por fuera.

Espero haberte dado alguna idea práctica de cómo vestir por dentro los colchones y las almohadas. En próximas publicaciones y también a través de Instagram (@piaorganiza), te iré dando más ideas.

Para cualquier comentario ya sabes que puedes escribirme a info@piaorganiza.es y te contesto personalmente.

TERCERA EDICIÓN: El libro que ha ayudado a tantas personas. Pídelo ahora en amazon.

 

3 Comments

    • Blog de PiaOrganiza.es says

      Perdona, pero no sé a qué te refieres. Se compran en cualquier tienda de ropa de cama y la composición varía. Puedes elegir en tienda la que más se acople a tus necesidades; si a eso te refieres.

      Me gusta

Si quieres, deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s