100% Organizados, Limpieza, Organización de la Casa, Ropa
Dejar un comentario

Cómo limpiar el colchón

Limpiar el colchón

Limpiar el colchón es una práctica muy recomendada que hay que hacer al menos, dos veces al año. Inclúyelo en tu agenda.

El colchón es como una habitación, hay que ventilarlo y aspirarlo para que esté limpio y huela bien.

Por mucho que protejamos el colchón, con el protector, que dicho sea de paso no debe faltar nunca, nadie se libra de un pequeño accidente como puede ser un derrame de un líquido, orina, sangre, sudor, rozaduras de un zapato o incluso de la maleta.

Actualmente los colchones son de látex o de viscoelástica y, a veces llevan una terminación desenfundable; en ese caso se lavan en lavadora sin problemas. Cuando digo que el colchón es como una habitación quiero decir que al menos un par de veces al año, hay que aspirarlos y comprobar que no tienen manchas. De esta forma también evitamos los ácaros y cualquier otra plaga que anida en zonas donde se acumula el polvo y la humedad.

Sin embargo cuando se ha producido una mancha lo mejor es:

1º Identificarla para seleccionar el producto a utilizar.
2º Actuar con rapidez ya que si no lo hacemos se seca, nos costará más eliminarla y olerá. De hecho muchas veces los malos olores en los colchones proceden de manchas antiguas.
3º Dejar airear hasta que esté completamente seco para evitar que aparezca moho y si puede ser al sol mejor (acerca la cama a la ventana). Especialmente hay que tenerlo en cuenta en lugares fríos y húmedos.

Para limpiar un colchón lo mejor es no mojarlo ya que es muy difícil conseguir que se seque del todo, incluso aplicando un secador que es lo que mucha gente hace. Lo que me ha ido bien son dos cosas:

  1. La espuma para tapicerías en seco comprada o hecha en casa.
  2. Hacer una disolución con agua oxigenada a partes iguales con agua del grifo y una esponja muy húmeda. Luego, aplicar sobre la mancha aclarando después.

Las manchas:

De sangre: Si son recientes y después de empapar la sangre con una bayeta absorbente, elimino la mancha con agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) a partes iguales con agua del grifo, repitiendo las veces necesarias hasta que desaparezca por completo. Si es antigua, añado a lo anterior un buen puñado de sal y mucha paciencia. En ambos casos utilizo una esponja y elimino los restos de producto con una bayeta humedecida en agua. ¡Ah! y dejo secar completamente.

De sudor: Si es reciente te recomiendo, porque es muy eficaz, utilizar la espuma casera que se hace con unas gotas de lavavajillas y agua. Bato y uso la espuma, que es bastante, para aplicar a toda la mancha con una esponja en seco. Verás que poco a poco se va eliminando y huele a limpio. Antes de la limpieza del colchón recuerda que es bueno aspirar, seas alérgico o no; es una cuestión de higiene. También sé de personas que esparcen bicarbonato, lo dejan reposar 3 o 4 horas, lo frotan y lo aspiran. Terminan pulverizando con vinagre blanco y dejan secar. Yo no lo he probado, pero creo que funciona para rematar la limpieza del colchón. Deja secar.

De orina: Yo lo primero que hago es empapar el colchón para eliminar todo lo posible el líquido. Luego preparo una mezcla de agua oxigenada y bicarbonato; humedezco con una esponja toda la zona. Repito y repito. Hay personas que pasan la vaporeta o acercan la plancha con descargas de vapor para que actúe. Luego paso una bayeta húmeda para eliminar restos de  bicarbonato y dejo que se seque al sol si puedes y si no, usa el secador.

En cualquiera de estos casos u otros que se puedan presentar, ten en cuenta que no se puede “vestir el colchón” hasta que esté completamente seco. Luego ya si. Repasemos: funda completa ajustable del colchón, protector lavable (lavar cada 15 días a 40 ºC), sábanas, edredón o manta y colcha. Para las almohadas: funda protectora (lavar cada mes a 40 ºC ) y funda del juego.

Ten en cuenta que aquí la pieza clave para evitar manchas y tener que limpiar el colchón, es el protector. Si tienes pisos de alquiler hay que tenerlo si o si y decirle a los inquilinos que la usen y la laven; lo mejor es facilitarles de quita y pon.

Conclusión:

Cada vez que haya cambio de sábanas avisa a todos para que miren el protector del colchón y de paso la almohada. Una mancha localizada en el momento, supone ganar tiempo, confort y evitar los malos olores. Lava los protectores con frecuencia y márcalo en tu agenda de organización de la colada. Utiliza el mismo programa que para las sábanas (40 ºC) pero antes desmancha con amoniaco las manchas biológicas y las de sangre con agua fría y agua oxigenada. Si queda cerco: jabón de marsella y sol.

Recuerda que los colchones de uso diario tienen una media de vida de entre ocho y diez años, por eso hay que plantearse el recambio cuando llega el momento. El descanso es muy importante y tener un buen colchón lo facilita al 100%.

Ya sabes que para cualquier consulta o sugerencia puedes escribirme a infopiasweethome@gmail.com

Si quieres, deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s