Fabrics, To be organized

Alfombras, moquetas y Bicarbonato de Sodio (NaHCO3)

Los materiales que nos encontramos con más frecuencia en las casas de Inglaterra o en las zonas frías y húmedas del norte son: la madera, de la que ya hablamos en otro post anterior (me encantan las casas de madera)  y las moquetas y alfombras. Es cierto que dan a las casas un ambiente más cálido. Pero es importante saber cómo mantenerlas limpias e higiénicas teniendo en cuenta la variedad de materiales de los que están compuestos.

Productos y utensilios:
  • Una buena aspiradora con potencia suficiente y sistema antiácaros.
  • Un buen cepillo de cerdas de plástico.
  • Productos alternativos según la suciedad: vinagre, bicarbonato de sodio, sal, peróxido de sodio, harina de maíz y un buen desengrasante (amoniaco o gel de lavar los platos).
  • Ventilación.
Frecuencia de limpieza: mínimo 3 veces / semana

Según el lugar donde esté instalada, el tránsito y la polución. Normalmente seria bueno pasar la aspiradora al menos, tres veces por semana y si hay alguna mancha eliminarla puntualmente por alguno de los procedimientos citados a continuación, y teniendo en cuenta siempre la composición de la alfombra. Evitar dejar pasar las manchas.

Tipos de alfombras según la composición:

De lana:

Para este tipo de alfombras necesitas usar un cepillo con cerdas más o menos suaves o bien utilizar directamente una aspiradora. Ten en cuenta que no debes sumergirla por lo general en agua porque se estropearía. Si la cepillaras demasiadas veces también podrías acortar su vida rápidamente.

©prodotti

©prodotti

Ten en cuenta de que si optas por cepillar la alfombra aumentas el polvo del ambiente. Procura ventilar y retirar con un paño de microfibra humedecida levemente el polvo de la casa.

Persas:

En el caso de una alfombra persa sería aconsejable llevarla a una tintorería especializada, pero si la quieres limpiar en casa puedes utilizar una aspiradora con la potencia al mínimo. No debes exponerla al sol. Cuando pases la aspiradora ve con cuidado por los bordes de la alfombra para que no se estropeen, son muy delicados.

©dariush

©dariush

También puedes usar harina de maíz y bicarbonato de sodio para limpiarla. Espolvorea la zona y deja actuar durante unas horas antes de pasar la aspiradora.

Ten precaución con la excesiva humedad, pues puede estropear la alfombra haciendo que aparezcan manchas de moho difíciles de eliminar.

Plástico o algodón:

Para alfombras hechas de fibras sintéticas o de algodón –como las que solemos tener en los baños– sí que puedes ponerlas en la lavadora y sin peligro de que se deshilache y dejar que se sequen al sol.

©alibaba.es ©alibaba

Si tienes alfombras de plástico es suficiente con que les pases agua y un producto desengrasante y frotarla con un cepillo o fregona. Luego se deja secar al sol por ambas caras y estará lista.

Otros modos de limpiar todo tipo de alfombras:

¿Por qué tenemos que comprar tantos productos diferentes, cuando prácticamente todos son contaminantes, si con uno solo, como el bicarbonato de sodio, que además es inofensivo y ecológico, es suficiente? Barato e inocuo para el medio ambiente, el bicarbonato de sodio merece ser redescubierto por su eficacia y usos múltiples.
©ecosfera

©ecosfera

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es una bendición para la limpieza de la casa. Sólo debes poner un poco de bicarbonato sobre la alfombra y dejarlo actuar durante unas horas. Pon un poco más en las zonas donde haya manchas. Luego pasa la aspiradora o un cepillo y tu alfombra estará como nueva. Además, gracias a las propiedades del bicarbonato de sodio también desaparecen los malos olores acumulados.

Al vapor

Una vez aspirada, pasas un aparato que genere vapor y que sirva para reblandecer la suciedad y limpiar. Se venden en las tiendas de electrodomésticos y también te sirve para limpiar sofás. Incluso puedes añadir al agua un poco de perfume a base de aceites esenciales como menta o limón. Así tendrás las alfombras limpias y con un agradable olor de frescor y limpieza.

Bicarbonato de sodio y vinagre

El vinagre también es otro de los productos que más utilidades tiene en la limpieza de nuestro hogar. Esta mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre es ideal para las manchas de las alfombras más difíciles. Tienes que mezclar un poco de bicarbonato y vinagre y ponerlo sobre la mancha. Deja que actúe un par de horas y límpialo con un paño de microfibra.

Sal y vinagre

Esta mezcla de sal y vinagre sirve para eliminar las manchas de vino de las alfombras. Tienes que mezclar estos ingredientes hasta formar una pasta que luego debes aplicar sobre la mancha de vino. Deja que repose por lo menos durante media hora y luego limpia con un paño húmedo o con agua con gas.

Peróxido de hidrógeno H2O2 = Agua oxigenada

Agua-OxigenadaUna alternativa para limpiar las alfombras de una manera natural es utilizar peróxido de hidrógeno. Sólo se debe poner directamente sobre la mancha y dejarlo actuar, pasado una media hora se limpia con un paño y se deja secar.

Harina de maíz y bicarbonato de sodio

Mezcla una taza de harina de maíz con media taza de bicarbonato de sodio. Humedece un paño y pon la mezcla de la harina con bicarbonato en el paño, frota toda la alfombra con el paño y deja que se seque durante medio día, luego elimina los residuos con una aspiradora.

la-harina-de-maiz-y-todos-sus-beneficios-01

Un último consejo: Me habéis pedido que os explique cómo eliminar las Manchas de Chicle::

Manchas de Chicle:

Se elimina poniendo un hielo encima del mismo con el fin de endurecerlo rápidamente y luego se elimina el chicle con mucho cuidado hasta quitar todos los restos.

©wikihow

©wikihow

©comolimpiar-wikihow